DONACIONES

lunes, 26 de agosto de 2013

81. Peligro Bastoncillos de Algodón.


 

 Peligro bastoncillos de algodón. Alternativas para limpiar los oídos. Un tímpano roto o perforado es posible causa de acúfenos (tínnitus). 




 

Utilizar bastoncillos de algodón para limpiarse los oídos está directamente relacionado con la rotura de tímpano, según un estudio.






Al limpiar los oídos con un bastoncillo de algodón, nos arriesgamos a dañar el tímpano si el bastoncillo se adentra demasiado en el oído. Un estudio muestra que más de la mitad de las personas que acuden al otorrinolaringólogo reconoce que utiliza bastoncillos para limpiarse los oídos.

En la rotura de tímpano, también conocida por perforación de la membrana timpánica, se produce un desgarrón en la membrana del tímpano que separa el oído externo del oído interno.
 Un tímpano perforado o roto suele producir un dolor agudo en el oídosupuraciónpitidos o zumbidosmareos o pérdida de audiciónEn los casos más graves, puede causar vértigo y parálisis facial.

El tímpano perforado suele producir malestar, y aunque el estudio muestra que la mayoría de los casos se curan por sí solos al cabo de unos meses, en algunas ocasiones puede llegar a requerir de intervención quirúrgica.
Alternativas para limpiar los oídos
La mejor manera de limpiar el oído es dejar que desarrolle su proceso natural de limpieza. El conducto auditivo cuenta con un sistema natural de limpieza que procura que el cerumen vaya saliendo hacia fuera y se caiga. 

Por supuesto, los otorrinolaringólogos desaconsejan el uso de bastoncillos o las irrigaciones de agua o aceite de manera casera, y animan a que se opte por acudir a los profesionales para extraer los tapones que se formen. 

Los taponamientos de oído son más comunes en verano porque la cera acumulada en el oído absorbe agua y se hincha provocando la formación de un tapón. La pérdida repentina de audición es uno de los síntomas más claros para reconocer que se tiene un tapón en el oído. 
consejos
No coloque dentro del oído ningún tipo de objeto que no haya sido fabricado específicamente con ese propósito.

No use cotonetes para limpiarlos por dentro.

Limpie sus oídos siempre por fuera y con la punta de una toalla.

Si sospecha de una infección en el oído, consulte a su médico. La mayoría de las 
pérdidas de audición son causadas por catarros, gripes e infecciones mal atendidas.

Las gotas para los oídos sólo pueden ser usadas bajo prescripción médica.

La formación de tapones de cerumen también debe ser atendida por su médico.

No nade en aguas contaminadas y, en caso de duda, utilice tapones especiales para 
nadar o aplique en el oído unas gotas de aceite para bebé. El aceite para bebé sirve de impermeabilizante y ayuda a que salga el agua después del baño.

  Utilizar productos farmacéuticos sin receta médica para eliminar la      cera del oído. Seguir las instrucciones y modo de empleo indicados.

  Acudir al médico para eliminar los tapones de cera.

¿Qué problemas pueden dar?
      Los tapones de cera no suelen dar síntomas en la mayor parte de las personas que los tienen, aunque pueden notar molestias, como:
·         disminución de la audición,
·         dolor en el oído,
·         sensación de plenitud,
·         picor,
·         tos,
·         mareo o vértigo.

     ¿Cómo puedo saber si tengo cerumen impactado?
      Para saber si tiene cera impactada en el oído basta con que el pediatra , medico de familia, ORL lo mire con el otoscopio. Es una maniobra simple y sin riesgo.

     ¿En qué casos conviene quitar el cerumen del oído?
      Cuando produce síntomas (pérdida de audición, dolor…). También, cuando hay que examinar el oído y la cera lo impide.
      En las personas que no se pueden expresar bien, como es el caso de los niños/as pequeños o con discapacidad, puede ser conveniente quitar los tapones de cera aunque no haya síntomas.
      Sin embargo, por regla general, cuando no hay síntomas no hace falta quitar la cera, porque se suele eliminar sin hacer nada y sirve de protección.

     ¿Cómo se quitan?
      En el caso de que haya que quitar el cerumen impactado, lo debe hacer un profesional, ya que se pueden producir lesiones si no se hace bien.
      Básicamente, existen 3 métodos: los agentes cerumenolíticos (sustancias que “hacen blando” el cerumen), la irrigación del conducto auditivo y la extracción manual.

      1) Locerumenolíticos son seguros cuando no hay perforación del tímpano, pero deben evitarse si hay antecedentes o síntomas de una posible lesión en el tímpano y también si hay una infección del conducto auditivo externo.
      Existen muchas sustancias que actúan como cerumenolíticos, incluyendo el agua y el suero fisiológico; las más utilizadas son los preparados de aceite mineral y el agua oxigenada.
Agua oxigenada rebajada en su concentración :Agua Oxigenada al 3% rebajada con agua hervida al 50%.
      Se pueden aplicar en la misma consulta o en el domicilio, generalmente durante un máximo de 3 a 5 días. Aunque son infrecuentes los efectos adversos, a veces pueden ocasionar reacciones alérgicas, otitis externa o dolor de oído.

      2) La irrigación del oído es uno de los métodos más empleados. Es segura y eficaz. Debe realizarla un profesional sanitario. Consiste en la introducción de abundante líquido, generalmente agua templada o suero fisiológico también templado, mediante una jeringuilla grande.
      Si se ponen antes cerumenolíticos se facilita la extracción, aunque no es imprescindible.
      Aunque no suelen haber complicaciones, a veces puede quedar líquido detrás del cerumen retenido, favoreciendo que se desarrolle una infección. En raras ocasiones puede producirse una perforación del tímpano, o notarse una menor audición, dolor o vértigo tras la irrigación.

     3) Cuando los cerumenolíticos y la irrigación no han ido bien, o si hay algún problema como una perforación timpánica, es necesaria la actuación de un especialista en ORL para hacer la extracción manual con instrumental adecuado.
      También deben tomarse precauciones en las personas con problemas de coagulación, diabetes mellitus o inmunodeficiencias.

     ¿Podemos prevenir que se formen?
      Es importante no meter nunca bastoncillos de algodón ni cualquier otro objeto en el conducto auditivo para limpiar los oídos. Para limpiar el oído basta con mojarlo en la ducha y limpiar la oreja.


      En las personas con tendencia a tener tapones de cera, el profesional sanitario puede aconsejar la aplicación periódica de algún preparado o la extracción del cerumen cada 6 a 12 meses. No se debe hacer un uso continuado de cerumenolíticos.






Otin & Lucas.  artículo nº 81.


ENLACE       DONACIONES  para continuar nuestro trabajo de información y ayuda desinteresada, gratuita. Mantener este espacio libre de publicidad y como página independiente en la red. Gracias.

http://acufenoscocina.blogspot.com.es/


El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas




La fotografía es propiedad de FJBC, cedida exclusivamente para este blog. Todos los derechos reservados.



FUENTES
http://saludparatusoidos.blogspot.com.es/
http://www.pulevasalud.com/ps/contenido.jsp?ID=56980&ID_CATEGORIA=-1&TIPO_CONTENIDO=Articulo
Fhttp://www.spanish.hear-it.org/Perdida-de-audicion-2
http://familiaysalud.es/vivimos-sanos/higiene-y-sueno/cera-en-el-oido
         Ana María Fullana Montoro. Pediatra. Centro de Salud “Salvador Pau”. Valencia

         José Aldasoro Martín. ORL. Hospital General de Castellón. Castellón


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada