lunes, 22 de octubre de 2012

Lo que no debes hacer, conducta de evitación



La evitación, o la conducta de evitación  es lo primero que desencadena el zumbido. Queremos evitar el ruido.


 En ti,en mi, en nosotros desencadena emociones de sorpresa, miedo, ansiedad, indefensión, angustia, depresión.


Así que intentarás en todo momento tapar el acúfeno, a través de ruidos ambientales: abrir las ventanas de la vivienda para percibir el ruido de la calle o estar todo el día con música con auriculares puestos, por supuesto tienen un beneficio a corto plazo reducen tu ansiedad y tu angustia, pero a medio plazo no hacen otra cosa que incrementar tu miedo, si unimos o sumamos evitación+ miedo se puede producir una fobia al acúfeno.


La fobia nace como consecuencia de un miedo más o menos consciente acompañado de un componente ansioso, se convierte frecuentemente en un trastorno de salud emocional y psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado al acúfeno, al zumbido de tus oídos.


La conducta de evitación, también va unida a la de control, es decir nosotros mismos nos hacemos una especie de controlador de nuestro acúfeno  como si fuéramos un guardia de seguridad o vigilante del mismo, y claro lo que hacemos es estar constantemente pendiente de Lucas, e incluso en momentos que no se escuchan o no se perciben tan nitidamente, nos vamos al lugar mas silencioso de la vivienda, para buscarlos, para confirmar que realmente no se escuchan.


Luego viene una etapa de hacer de detective diplomado, que es buscar las causas, en lo que comemos, en las medicinas, en las cosas que nos han pasado en nuestra vida.


Como todo lo que intentamos al principio es en vano y erróneo se produce generalmente un aumento en la percepción del acúfeno y como causa-efecto un aumento de nuestro estado emocional de anisedad, incompatible con el acúfeno, desencadena frustración e indefensión.


Cual es la solución?
No evitar el silencio, sino afrontar el acúfeno, no evitar sino convivir y aceptar.
La aceptación  sin más, no es correcta puede producir depresión  debes de hacer una aceptación activa del mismo, dar la cara al acúfeno y afrontar un tratamiento de control de la ansiedad que nos produce. La aceptación activa es pues igual a controlar de forma consciente nuestra ansiedad emocional.


continua en


con ejercicios prácticos:

*aprender a respirar
*captura de sensaciones, principalmente pesadez y calor
*sentir
*imaginar, evocar

lo que debes hacer, aceptación activa


fotografía es propiedad de otinylucas, si es de tu interés se comparte, cita la fuente.

Otin & Lucas.  artículo nº 7. Este blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

3 comentarios:

  1. Muchos buenos consejos que se encuentran en este gran lugar, a veces se dejan de tener en cuenta y se puede recurrir aquí para recordarlo. es la biblia. gracias Otin. de tu amigo Marcelo Berlot

    ResponderEliminar
  2. Algo que me ha costado hacer, y el no aceptarle activamente provocó una fobia a él. Gracias.

    ResponderEliminar