sábado, 29 de diciembre de 2012

Diccionario Tínnitus Diccionario Acúfeno




DICCIONARIO DE TÉRMINOS MÁS FRECUENTES EN ACÚFENOS (TÍNNITUS)

He encontrado más de 50 términos referentes al acúfeno y tinnitus, los cuales iré explicando con el tiempo, y en la medida que vaya elaborando la información necesaria. Este artículo por tanto esta en construcción.


Oído de nadador


El oído de nadador es una inflamación, irritación o infección de la parte externa del oído y del conducto auditivo externo. El término médico para oído de nadador es otitis externa.

Barotrauma del oído

Es una molestia y posible daño en el oído debido a las diferencias de presión entre la parte interna y la parte externa del tímpano.

otros nombres :barotitis media; barotrauma; estallido del oído; disfunción de la trompa de Eustaquio; dolor de oído relacionado con la presión.

Hiperacusia

hiperacusia (algiacusia), que consiste en tener menos tolerancia a los sonidos ambientales, algunos autores señalan que tenemos nivel de disconford auditivo con sonidos de más de 90 decibelios. Somos muy sensibles a las frecuencias armónicas de nuestro propio acúfeno.

La hiperacusia es un síntoma, donde los sonidos que generalmente se toleran por la mayor parte de la población (ruidos de las cafeterías, guarderías, aspirador de casa, espectáculos deportivos, conciertos) provocan una gran molestia.

Tratamiento para la hiperacusia

El acúfeno puede ser tratado desde distintas disciplinas: medica, psicológica, farmacéutica, terapia musical.

La hiperacusia solo es posible tratar desde la terapia musical

http://otinylucas.blogspot.com.es/2012/12/tratamiento-para-la-hiperacusia.html

 

Acúfeno.

El acúfeno o tínnitus es percibir un sonido que no existe en el entorno, es descrito a menudo como :un zumbido, un pitido, un ruido, puede ser percibido en un oído, en ambos y en la cabeza (con o sin percepción del sonido en los oídos).

 La percepción del acúfeno es más intensa y constante en el silencio de la noche, en ausencia de actividades y de otros sonidos o ruidos ambientales que pueden enmascararlo o atenuarlo.

La mayoría de los acúfenos son subjetivos y los percibe exclusivamente la propia persona y a ellos vamos a referirnos, aunque alrededor del 5-10% son acúfenos objetivos o somatosonidos generados por partes del organismo que también pueden ser percibidos por otras personas,  ( soplos, pulsaciones,  generados por el sistema cardio-circulatorio).



La habituación 

La habituación se refiere al proceso por el que, ante un estímulo repetido, en nuestro caso sonoro (acúfeno) la respuesta es cada vez menos intensa.

La habitación describe una actitud y unos hábitos que podemos desarrollar, que aunque teniendo acúfeno, la persona no lo percibe y no afecta a su calidad de vida

http://otinylucas.blogspot.com.es/2012/10/habituacion-y-aceptacion.html

 

Hipoacusia

La perdida de audición o hipoacusia  es uno de los problemas de salud crónicos más comunes, afectando a personas de todas las edades, en todos los segmentos de la población y de todos los niveles socioeconómicos. La pérdida de audición afecta aproximadamente a 17 de cada 1.000 niños y jóvenes menores de 18 años. La incidencia aumenta con la edad: aproximadamente 314 de cada 1.000 personas mayores de 65 años sufre pérdida de audición. Ésta puede ser hereditaria o puede ser el resultado de una enfermedad, traumatismo, exposición a largo plazo al ruido, o medicamentos. La pérdida de audición puede variar desde una leve, pero importante disminución de la sensibilidad auditiva, a una pérdida total.

Clasificaciones de la hipoacusia

Clasificación cuantitativa

Existen pues muchas clasificaciones, la más didáctica a efectos prácticos sea quizás la Clasificación cuantitativa, que establece los siguientes niveles:
Normoaudición: el umbral de audición tonal no sobrepasa los 20 dB  en la gama de frecuencias conversacionales
Hipoacusia leve: Pérdida no superior a 40 dB para las frecuencias centrales.
Hipoacusia moderada: Pérdida comprendida entre 50 dB y 70 dB.
Hipoacusia grave: Pérdida comprendida entre 70 dB y 90 dB.
Hipoacusia profunda: Pérdida superior a 90 dB.

               Clasificación topográfica

La pérdida de audición conductiva ocurre cuando algo impide que las ondas sonoras pasen al oído interno. Esto puede ocurrir por una variedad de problemas, incluidos la acumulación de cerumen, la infección, líquido en el oído medio (infección del oído u otitis media) o por la perforación del tímpano.
La pérdida de audición neurosensorial (nervio) ocurre cuando el nervio auditivo o las células ciliadas del oído interno (cóclea) son dañados por la edad, el ruido, enfermedades, lesiones, infecciones, por un traumatismo craneal, medicamentos tóxicos, o por una condición hereditaria.
La pérdida de audición mixta es una combinación de las dos.

cerumen


El cerumen o cera es una sustancia amarillenta y cerosa secretada en el conducto auditivo humano. El cerumen y la resina también en caso de algunos seres humanos juega un importante papel en el canal auditivo del ser humano, ya que ayuda en su limpieza y lubricación, y también proporciona protección contra algunas bacteriasHongos e insectos. El exceso de cerumen o el incrustamiento de éste puede presionar el tímpano u ocluir el conducto auditivo externo, además de perjudicar el sentido del oído.

Timpano

El tímpano es una membrana elástica, semitransparente y un poco cónica que comunica el canal auditivo externo con el oído medio,  aunque esta sella la cavidad del oído medio.
El tímpano o la membrana timpánica es muy fina, mide aproximadamente de 9 a 10 mm de diámetro, cubierta por piel delgada en su cara externa y por mucosa del oído medio en su cara interna. Posee una depresión (concavidad hacia el canal auditivo externo) dada por el proceso lateral del hueso martillo que se inserta en la membrana timpánica.
Esta se mueve como consecuencia de las vibraciones del aire que llega a través del canal auditivo externo. Los movimientos de la membrana timpánica se transmiten al oído medio por medio del movimiento de los huesos del oído medio, lo cual transforma las variaciones de presión en movimiento mecánico.

Oido medio

El oído medio es una cavidad casi cuadrada, ubicada en el interior de la porción petrosa (peñasco) del hueso temporal.  Es una de las tres partes del oído (siendo las otras dos: el oído externo y el oído interno), y se encuentra en la parte superior del cerebelo, entre las masas encefálicas y el tímpano.
El oído medio comprende:
La caja timpánica.
Los huesecillos del oído.
Los músculos de los huesecillos.
Las celdas mastoideas.
La trompa de Eustaquio.


Oido externo

El oído externo esta formado por el pabellón de la oreja que aumenta la frecuencia y localiza la fuente sonora y por el conducto auditivo externo transmite la onda hacia la membrana timpánica.
El oído esta situado en el hueso temporal del cráneo.
Está diseñado estructuralmente para, durante el proceso de audición, recoger las ondas sonoras,y dirigirlas hacia el interior.
El oído externo consta de:
el pabellón auricular, un cartílago plano elástico que tiene forma del extremo de una trompeta y esta cubierto por piel gruesa: Compuesto por hélix o borde exterior replegado, antihélix o eminencia central del pabellón que termina en una elevación llamada antitrago, concha o parte centrar y lóbulo, que es la parte inferior.
el canal auditivo externo, un conducto (tubo) curvo de aproximadamente 2.5 cm de longitud que se encuentra en el hueso temporal. Además posee folículos pilosos, glándulas sebáceas (productoras de cera) y glándulas de ovillo que son las glándulas que dan color a la cera.
la membrana timpánica, también denominada tímpano, que es una porción fina de tejido conectivo fibroso, semitransparente, que se encuentra entre el conducto auditivo externo y el oído medio.
El oído externo, es el responsable de conducir el sonido hasta el oído medio y el medio al interno; que a través del nervio auditivo transmite la información al cerebro.
En algunas medicinas tradicionales se considera al pabellón auricular como un microsistema en el cual están representadas diferentes partes y órganos del cuerpo.

Frecuencia

Frecuencia es una magnitud que mide el número de repeticiones por unidad de tiempo de cualquier fenómeno o suceso periódico.
Para calcular la frecuencia de un suceso, se contabilizan un número de ocurrencias de este teniendo en cuenta un intervalo temporal, luego estas repeticiones se dividen por el tiempo transcurrido. Según el Sistema Internacional (SI), la frecuencia se mide en hercios (Hz), en honor a Heinrich Rudolf Hertz. Un hercio es la frecuencia de un suceso o fenómeno repetido una vez por segundo. Así, un fenómeno con una frecuencia de dos hercios se repite dos veces por segundo. Esta unidad se llamó originariamente «ciclo por segundo» (cps). Otras unidades para indicar la frecuencia son revoluciones por minuto (rpm). Las pulsaciones del corazón y el tempo musical se miden en «pulsos por minuto» (bpm, del inglés beats per minute).
La frecuencia tiene una relación inversa con el concepto de longitud de onda , a mayor frecuencia menor longitud de onda y viceversa.
Cuando las ondas viajan de un medio a otro, como por ejemplo de aire a agua, la frecuencia de la onda se mantiene constante, cambiando sólo su longitud de onda y la velocidad.
Por el efecto Doppler, la frecuencia es una magnitud invariable en el universo. Es decir, no se puede modificar por ningún proceso físico excepto por su velocidad de propagación o longitud de onda.


Herzio

El hercio, hertzio o hertz (símbolo Hz), es la unidad de frecuencia del Sistema Internacional de Unidades.
Un hercio representa un ciclo por cada segundo, entendiendo ciclo como la repetición de un suceso. Por ejemplo, el hercio se aplica en física a la medición de la cantidad de veces por un segundo que se repite una onda  (ya sea sonora o electromagnética) o puede aplicarse también, entre otros usos, a las olas de mar que llegan a la playa por segundo o a las vibraciones de un sólido. La magnitud que mide el hercio se denomina frecuencia y es, en este sentido, la inversa del período. Un hercio es la frecuencia de una oscilación que sufre una partícula en un período de un segundo.

Sordera súbita


La sordera súbita se define como una hipoacusia (pérdida ó disminución auditiva) que se desarrolla instantaneamente o durante un periodo de tiempo de pocas horas y se manifiesta con frecuencia al despertarse. Ocurre habitualmente de forma unilateral (en un solo oido) aunque ha sido descrito de forma bilateral (en ambos oidos) en el 4-17% de los casos.

Se trata de una hipoacusia de tipo neurosensorial. Esta hipoacusia es la que tiene su causa en el oido interno ó en la vía neuro-auditiva (nervio auditivo), por la cual se transmiten las señales electro-sonoras al cerebro. La incidencia de esta patología es de un caso por cada 5.000 habitantes y año. 


ETIOLOGÍA Y DIAGNÓSTICO

Habitualmente la sordera súbita es de naturaleza idiopatica (sin causas específicas). Se presenta asociada a acúfenos (zumbidos) en el 70% de los casos y a vértigo en el 40%. La exploración física del oído es típicamente normal.

Se han propuesto distintas etiologías (causas) como son la viral, vascular, toxicológicas, rotura de las membranas del oído interno (ó cualquier otro otro tipo de trumatismos ó lesiones), inmunológica (enfermedad autoinmune del oido interno), infecciosas, alérgicas, así como cualquier combinación de estas. Otra posible causa es la existencia de tumoración (tumores del VIII par o nervio auditivo particularmente a nivel del angulo pontocerebeloso).

Por lo anterior, este es uno de los padecimientos que deben abordarse por el especialista (otorrinolaringólogo) desde un completo historial clínico al paciente. De acuerdo a ello se determinará el realizar estudios adicionales para encontrar la causa más probable. Uno de los estudios de diagnóstico que se efectúa en la mayoría de los casos es la Audiometría, la cual mide el nivel de pérdida auditiva, así como también ayuda a diferenciar la hipoacusia neurosensorial de la conductiva.


PRONÓSTICO Y TRATAMIENTO
Existe una clara relación entre la recuperación total ó parcial y el tiempo que transcurrió desde la instalación de la sordera súbita hasta el inicio de su tratamiento. Mientras más rápido se trate, la probabilidad de recuperación es mayor. La edad es otro factor significativo. Los pacientes jóvenes (de entre 15 a 40 años, para quienes la causa más frecuente es la viral) suelen tener mejor pronóstico.

Se ha demostrado que la sordera súbita se recupera espontáneamente hasta en un 25% de los casos. Un 50% se recupera de manera parcial y el 25% restante no tiene recuperación espontánea alguna. Por ello es de vital importancia consultar al médico especialista (otorrinolaringólogo) de manera oportuna. Es decir, en cuanto se detecte la sordera. El médico diagnosticará el caso e indicará el tratamiento adecuado.

El tratamiento de la sordera súbita sigue siendo controvertido en virtud de que la etiología es aún motivo de estudio. Los fármacos que se indican con más frecuencia son los corticoides y vasodilatadores. También suele indicarse la inhalación de oxígeno. Por lo regular se sugiere reposo en cama ó al menos evitar esfuerzos físicos excesivos, así como aprender a manejar el estrés, bajar la ingesta de sal y evitar el consumo de cigarrillo y alcohol.
ototoxico
La ototoxicidad es el efecto nocivo, reversible o irreversible, que determinadas sustancias ejercen sobre el oído. Una sustancia ototóxica es aquella que resulta dañina para el oído.
La ototoxicidad puede afectar al oído interno (vestíbulo, cócleaVIII par craneal) y en menor medida al oído medio (tímpanotrompa de Eustaquiocadena de huesecillos). En el primer caso, cuando afecta al órgano de Corti de la cóclea  o al VIII par craneal en su porción colear, se puede producir sordera o hipoacusia neurosensorial y acúfenos; en el caso de afectación vestibular los síntomas son vértigo y pérdida de equilibrio. La otoxicidad mixta o cocleovestibular afecta a ambos. El daño producido en el oído medio da como consecuencia sordera de transmisión.


Las principales sustancias ototóxicas se encuentran en ciertos fármacos. Los más conocidos son los antibióticos aminoglucósidosaspirinanicotina,, algunos agentes de quimioterapia (cisplatina, carboplatina, vincristina) y algunos diuréticos de asa  como la furosemida.
La Eritromicina y otros antibióticos macrólidos pueden inducir una sordera temporal, la cual se cura al suspender la administración del medicamento.
Otros químicos como el tolueno, mercuriomonóxido de carbono son conocidos por ser agentes ototóxicos.
La mayoría de las veces los niños son los más afectados por dichas sustancias, y aparentemente existe una correlación genética en la que pudiese haber una predisposición hereditaria a padecer reacciones ototóxicas.

Terapia Sonora Secuencial (TSS)

Es una aplicación sonora de  tratamiento de los acúfenos con sonidos que se realiza de forma secuencial en tres pasos:
Se comienza con un enmascaramiento puro o total (ruido blanco
más intenso que el acúfeno)
 a continuación, un enmascaramiento límite (ruido blanco igual de intenso que el acúfeno)
 posteriormente, un enmascaramiento parcial (ruido blanco menos intenso que el acúfeno).
El pase de un tipo de enmascaramiento a otro depende del resultado obtenido y de la propia  opinión del paciente que irá regulando convenientemente la adaptación de su terapia con ruido blanco


Terapia reentrenamiento del tínnitus (TRT)

El método TRT combina tres pasos terapéuticos principales: 

1. Recopilación exhaustiva de información sobre el paciente, su historial y sus hábitos de vida. 

2. Utilización de unos aparatos, colocados tras el oído, que generan un ruido estable de banda ancha para desviar la atención del paciente del tinnitus. 

3. Terapia psicológica para enseñar al paciente a ignorar el ruido del tinnitus. Esto se combina con ejercicios de relajación total y control del estrés. El objetivo es eliminar la ansiedad del paciente, con lo que el tinnitus se deja de percibir como un peligro, y así se evita que el paciente se concentre en el ruido del tinnitus. 
El objetivo final es habituarse totalmente al ruido



Terapia Sonora Musical (TSM)


Descubierta por el músico José Manuel Andrade, consiste primeramente en buscar la frecuencia exacta en la que se encuentra el acúfeno, para después mediante un programa informático, quitar de la música la frecuencia dañina y las próximas a esta, construyendo un paraguas frecuencial.
A traves de distintos foros de afectados por el tínnitus, se reporta franca mejoria de los usuarios de este método terapeútico, reducciendo la intensidad del zumbido.
No solamente ayuda al tínnitus, si no que a la vez se convierte en un tratamiento adecuado para la hiperacusia.
Todos los días al menos durante dos horas deberás escuchar esta música tratada con muesca. Visita su página web donde expone su trabajo.
No aplica ruido blanco, por el contrario utiliza la música que más agrada, o es del interés personal.
Distintos lobby de la industria, medicina, están aplicando actualmente este método, aunque la muesca aplicada en la música tratada es de menor calidad, y no utilizan el paraguas frecuencial de protección de las frecuencias próximas al acúfeno.

 http://www.acoupheniquementvotre.com/


Trauma acústico

Es una lesión a los mecanismos auditivos en el oído interno debido a un ruido muy fuerte.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El trauma acústico es una causa común de hipoacuisa sensorial. El daño de los mecanismos auditivos dentro del oído interno puede ser causado por:
Una explosión cerca del oído
Disparos de armas
Exposición prolongada a ruidos altos (como música a alto volumen o maquinaria ruidosa)

Síntomas

Hipoacusia
generalmente parcial y que involucra los sonidos de tono alto
puede empeorar lentamente
Ruidos y zumbidos en el oído (acúfeno, tínnitus)

Signos y exámenes

El médico por lo general sospecha trauma acústico si la hipoacusia se presenta después de la exposición a un ruido. Una audiometría puede determinar qué tanta audición se ha perdido.

Tratamiento

La hipoacusia puede no ser curable. El objetivo del tratamiento es proteger el oído de un daño mayor. Se puede necesitar la reparación del timpano.
El uso de un audífono puede ayudarle con la comunicación. Usted puede aprender habilidades para enfrentar esto, como la lectura de labios.

pronóstico

La hipoacusia puede ser permanente en el oído afectado. La protección del oído puede impedir que dicha hipoacusia empeore.

Complicaciones

La hipoacusia progresiva es la principal complicación del trauma acústico.
También se puede presentar tinnitus (zumbido en el oído).

Situaciones que requieren asistencia médica

Solicite una cita con el médico si:
Tiene síntomas de un trauma acústico
Se presenta hipoacusia o ésta empeora

Prevención

Utilice protectores auditivos, tapones contra el daño causado por equipos ruidosos.
Sea consciente de los riesgos relacionados con actividades tales como disparar armas, usar sierras de cadena, conducir motocicletas o conducir vehículos motorizados para la nieve.
No escuche música a volumen alto durante períodos prolongados de tiempo.

Nombres alternativos

Lesión de oído; Lesión en el oído interno; Trauma en el oído interno


Células ciliadas cocleares

 tienen la función de transformar señales acústicas físicas a señales acústicas mecánicas cortilinfáticas, y de estas a señales electroquímicas dirigidas al área receptora auditiva de la corteza cerebral . Mecanorreceptocitos sensoriales, con una hilera de células ciliadas internas y cuatro hileras de células ciliadas externas.
Células Ciliadas Internas: existen en un número aproximado de 4000, alineadas en una única hilera sobre la cara interna de las células columnares internas. Se asemejan en su microestructura a la de una pera dentro de su citosol se aprecian bordes sinápticos de naturaleza aferente.


Células Ciliadas Externas: se localizan en la periferia de las células columnares externas formando 4 hileras regulares con un número aproximado de 13.000 células. Sus terminales nerviosas son de características aferentes y eferentes.

Imagenes  celulas ciliadas,  : http://www.restoredhearing.com/therapy/somtus/index.shtml 


Otin & Lucas.  artículo nº 31



fotografía es propiedad de FJBC, todos los derechos reservados, cedida para uso exclusivo en este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada