lunes, 7 de enero de 2013

40. Glutamato y Acúfenos


El aditivo E621,  glutamato monosódico (GMS)  es una excito-toxina para nuestro tínnitus.


Aunque parezca que el GMS es una banda de comunicación de teléfonos moviles (Group Special Mobile o Global System for Mobile Comunications), tampoco es una conocida inmobiliaria, o una empresa de artes gráficas.

Algunas veces lo encontrarás como MSG, (ponen las siglas en version anglosajona, para que no lo reconozcas), no es tampoco el Madison Square Garden. Tampoco la Mutua de Seguros Generales.

 Lo que sí es, es una substancia química que se le ha agregado indiscriminadamente en los alimentos procesados sin la debida reglamentación ni estudios que avale su seguridad.

 No es una vitamina, mineral, es un aditivo peligroso. No hace nada sino realzar el sabor del alimento de una manera muy dañina.


El glutamato monosódico estimula receptores específicos de la lengua produciendo un gusto esencial que se conoce con el nombre de umami, que significa “gusto sabroso” en japonés.


 Estudios psicofísicos han evidenciado que el umami es un gusto independiente de los cuatro gustos esenciales, dulce, amargo, salado y agrio. Hoy se reconoce como el quinto gusto.

El aditivo E621 es un potenciador del sabor . Su función es excitar nuestras papilas gustativas para producir más ganas de comer y proporcionarle más sabor de manera artificial a aquel producto que lo contenga.


Este aditivo se esconde en las etiquetas con diferentes nombres para camuflarse, puesto que muchas personas ya están concienciadas del peligro que este aditivo supone y saben reconocerlo con los nombres de glutamato monosódico, GMS/MSG, o simplemente E621. y por ello las industrias alimentarias disimulan este aditivo con otros muchos nombres como son:

• GSM o GlutaMATO Mono Sódico

• Caseinato de calcio de gelatina

• Proteína vegetal hidrolizada

• Proteína Texturizada                                                     
  
• Glutamato monopotásico

• Fitoproteína hidrolizada (HPP)

• Extracto de levadura

• Glutamato

• Fitoproteína Autolizada

• Alimento o alimento de levadura

• Ácido glutámico

• Caseinato de sodio

• Levadura autolizada

• Extracto de proteína vegetal

• Senomyx (extracto de trigo etiquetado como saborizante artificial)

• Caldo en Polvo

• Condimentación o Saborizante natural

• Concentrado o aislante de proteína

• Maltodextrina (Power Ade)

• Malta de cebada

• extracto de malta, aromas de malta

• aroma de caramelo, aroma naturales, aroma artificiales

• soja hidrolizada

• suero de leche parcialmente hidrolizado

• goma guar

• péptidos de suero de leche

• planta de extracto de proteínas

• almidón de maíz hidrolizado


No te parece que son demasiadas molestias las que toma la industria alimentaria? porque cambian el nombre?

Está demostrado que este aditivo ha aumentado el número de personas obesas, y además triplica la insulina segregada por el páncreas y puede provocar diabetes tipo II.

Son muchos los efectos secundarios que producen si la ingesta de aquellos productos que lo contengan es frecuente. Algunos efectos como hinchazón en las manos, pies y cara, aumento de peso, diarrea, náuseas, arritmia, vómitos, subida o bajada de la tensión, retortijones y gases, taquicardia, irritación intestinal, dolores en la zona del corazón y las costillas, escalofríos, temblores, sed intensa después de una comida, dolores de las articulaciones, retención de líquidos, flatulencias, dolores en espalda, hombros y cuello, dolores abdominales, sensación de pesadez en brazos y piernas, dolor de pecho, depresión y falta de motivación, mareos, estado bipolar, garganta irritada, hiperactividad (se refleja sobre todo en niños), dificultades de atención, erupciones cutáneas y picores, presión detrás de los ojos, ojeras, insomnio, migrañas, ojos cansados e irritados, problemas de tiroides, dolor de riñones, síndrome de la pierna inquieta, entre otros cuantos síntomas.

 Muchas personas son alérgicas a este aditivo y un consumo accidental podría ser fatídico.


Este aditivo es muy utilizado sobre todo en cocinas de restaurantes chinos, restaurantes asiáticos e indios.


Podemos encontrarlo casi siempre en bolsas de patatas fritas, sopas en sobre, platos congelados, platos preparados, caramelos, patés, cereales, salchichas, bollería, y otros muchos productos.


Por ello vuelvo a hacer hincapié en que debemos estar siempre muy atentos a nuestra compra, leyendo las etiquetas y cocinando nosotros mismos lo que vayamos a consumir. Llévalo a cabo durante un par de semanas y notarás cómo tu cuerpo mejora en muchos aspectos y desaparecerán muchos dolores y molestias, que por causas “desconocidas” tenías.


El GMS, el aspartame y otros productos químicos que califican como excitotoxinas son potencialmente tóxicos para todo individuo, incluso para la gente que no experimenta reacciones adversas comunes.

 Los más susceptibles sin embargo son los niños (cuatro veces más vulnerables que los adultos) dado que sus barreras cerebrales sanguíneas no están completamente desarrolladas aún y los ancianos cuyas barreras se están deteriorando.
Además, existe la investigación científica bien basada que sugiere que el ácido glutámico en el GMS pueda actuar como una “neurotoxina lenta,” no dando por resultado daño observable tal como la demencia hasta años después de que el GMS haya sido injerido.


 El consumo del GMS se ha ligado de cerca al comportamiento adictivo, la obesidad,  los desordenes del comportamiento, desordenes de aprendizaje y de la memoria, hiperglucemia, derrame, epilepsia, trauma cerebral, depresión , ansiedad y acúfenos.

reflexión personal

Muchos de los alimentos que podemos consumir a diario son ricos en umami. El glutamato presente de manera natural se encuentra en carnes y verduras, mientras que el inosinato proviene principalmente de las carnes y el guanilato de las verduras.

Por lo tanto, el sabor umami es una característica en común de alimentos que contienen altos niveles de L-glutamato, principalmente pescados, mariscos, carne curada, verduras (champiñones, tomates, col china, espinaca ...) o té verde, y en productos fermentados y añejados ( quesos, pastas de camarón, salsa de soja...).


 En estos alimentos de forma natural, ya  encontramos este aminoácido esencial base, y  una dieta equilibrada cubre las necesidades básicas del mismo, ¿ porque lo añaden indiscriminadamente en la alimentación?

recuerda:
GSM es un excito-toxina para nuestro sistema nervioso central, aumenta el acúfeno.

Para acceder a todos los contenidos del blog sugerimos si su conexión se hace a través de teléfono móvil active al final de la pantalla de su dispositivo ver versión web.

Otin & Lucas.  artículo nº 40


   DONACIONES  para continuar nuestro trabajo de información y ayuda desinteresada, gratuita. Mantener este espacio libre de publicidad y como página independiente en la red. Gracias.

El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas



3 comentarios:

  1. Hola Otin,

    Hasta que yo sepa y si estoy en lo correcto, el ácido glutamico no tiene nada que ver con el glutamato monosódico pues es uno de ls 22 aminoácidos naturales.
    Una verdura, el chayote, muy popular en México, tiene este aminoácido, por ejemplo.
    Los productos HEMP también.
    Gracias,
    Espero su respuesta.
    Saludos,
    Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecerte tu comentario, por supuesto el ácido glutámico es uno de los 20 aminoácidos que conformar las proteínas, se le considera no esencial, pues el cuerpo lo puede sintetizar a partir de otros. También se le llama glutamato.
      En efecto muchos alimentos contienen glutamato, como señala el propio artículo, así como de las propiedades beneficosas de tomarlo de forma natural.

      El artículo hace mención al glutamato monosódico un saborizante y añadido indiscriminadamente a muchos alimentos, influye negativamente en los acúfenos, ya que se considera una excito-toxina para nuestro sistema nervioso central,
      No obstante tu comentario nos sirve para cambiar el nombre de la entrada para no confundir uno con el otro. Gracias por tu comentario Andrés.
      Saludos cordiales
      Otín

      Eliminar
  2. Hola.

    Como consecuencia de un acufeno que tengo desde hace unos meses,entre otros cambios alimentarios, iba a sustituir el café del desayuno por malta de cebada.

    En su artículo, comenta que las industrias alimentarias disimulan el glutamato monosódico con otros nombres como "malta de cebada".

    Le agradecería que me indicase si hay alguna relación entre la malta de cebada que se comercializa como sucedaneo del café y el aditivo E 621

    Muchas gracias

    ResponderEliminar