martes, 11 de febrero de 2014

109. Tratamiento Farmacológico y Acúfenos (tínnitus)

ANÁLISIS del tratamiento farmacológico en tínnitus :vasodilatadores,  antihistaminicos,  antidepresivos, corticoides, antiisquemicos cerebrales, benzodiacepinas, anestésicos...Analisis de la diversidad de FÁRMACOS aplicados al tratamiento del acúfeno, nos da una idea del camino que queda por recorrer para comprender el síntoma del tínnitus. 



No parece probable que tengamos un solo medicamento que curé todas las formas de tinnitus. Es probable que existen muchos subtipos de tinnitus y que cada grupo requerirá una forma diferente de tratamiento. Así, una de las necesidades apremiantes en materia de investigación en tinnitus es un esquema para clasificar a los pacientes en subtipos que pueden responder positivamente a un tratamiento farmacológico específico. No todo es aplicable a todos. Una clasificación tipológica de causas es sin duda una forma de contribuir al avance en el tratamiento terapeútico, pues no es lo mismo una hipoacusia por ototoxicidad de un antibiótico aminoglicósido que la causada por un trauma acústico. 


Tratamiento farmacológico, la diversidad de abordajes terapéuticos da una idea del camino que queda por recorrer para la comprensión de la etiopatogenia del acúfeno y la escasa efectividad de algunos de los tratamientos existentes. Incluso el efecto placebo ha demostrado ser un elemento positivo. Los fármacos disponibles pueden actuar a distintos niveles: en la cóclea, en el sistema límbico, sobre el sistema emocional y sobre sistema cortical.






- Vasodilatadores:  por el papel que juega el sistema nervioso autónomo en el control de la circulación coclear y la aparición del acúfeno.  Nimodipino, histamina, betahistina y papaverina.

- Antihistamínicos:  influyen en la modulación del acúfeno mediante sus efectos sedativos, anticolinérgicos y vasodilatadores.

- Antiisquémicos cerebrales:  ginkgo biloba, trimetacidina y flunaricina sonsustancias que por distintos mecanismos actúan como antiisquémicos.

- Corticoides:  Se han empleado con frecuencia en la enfermedad autoinmune del oído interno, la sordera súbita, y en la enfermedad de Ménière. Tienen efecto antiisquémico y neuroprotector. Son más beneficiosos (metilprednisolona 1 mg/Kg/día en pauta descendente) en acúfenos fluctuantes con síntomas de hydrops endolinfático y en los casos de enfermedad coclear rápidamente progresiva.

- Anestésicos: se han realizado estudios con lidocaína intravenosa pero la poca duración de la mejoría y sus muchos efectos secundarios han hecho que no sea útil en la práctica clínica. Se han probado otros anestésicos por vía oral sin éxito.


- Benzodiacepinas: por el efecto potenciador de la inhibición neural mediada por el ácido gamma-aminobutírico (GABA), disminuyendo o bloqueando la transmisión sináptica excitatoria. Además pueden modular el efecto de estrés y el componente emocional asociado al acúfeno. Se han realizado estudios con distintas benzodiacepinas mostrándose clonacepam y alprazolam como las más efectivas. Se han diseñado distintas pautas con distintas dosis para intentar controlar los síntomas sin aparición de efectos adversos.



- Antidepresivos: son muy útiles cuando hay un alto componente emocional asociado al acúfeno. La utilización de estos fármacos mejora el sueño de los pacientes y disminuye la percepción de molestia. La mayoría de los estudios se han realizado con antidepresivos tricíclicos por la amplia experiencia de uso y la seguridad que han demostrado (nortriptilina, trimipramina, amitriptilina). Los nuevos inhibidores de la recaptación de la serotonina también ofrecen resultados prometedores, tanto para el tratamiento del acúfeno como para la hiperacusia, asociados a menos efectos secundarios (fluoxetina, sertralina, paroxetina, citalopram); aunque aun no se disponen de datos estadísticamente significativos que evalúen su eficacia.



- Antiglutaminérgicos: incrementos de glutamato en el espacio sináptico se han relacionado con estados de toxicidad. Basándose en esto se ha realizado estudios con caroverina, fluirtina, riluzol y memantina. La utilización intravenosa tiene muchos efectos secundarios y la utilización intratimpánica sólo vale para acúfenos de origen coclear.

- Antagonistas dopaminérgicos: la sulpirida ha demostrado capacidad para controlar procesos psicopatológicos así como los acúfenos.

- Anticomiciales: actúan inhibiendo la propagación de la crisis convulsiva a nivel de la transmisión sináptica. Tienen además efectos sedativos, antidepresivos y anticolinérgicos. Se han realizado estudios con carbamacepina, primidona, fenitoína, baclofeno y lamotrigina entre otros. Los resultados son muy variables y en algunos casos el alto índice de efectos adversos desaconseja su uso.
Recientemente se han realizado estudios con gabapentina y pregabalina para el tratamiento de acúfenos centrales.

- Diuréticos de asa: diversos estudios han utilizado la furosemida por ladisminución del potencial endococlear y por consiguiente la tasa de disparo del VIII par craneal. Los resultados son dispares. Su acción específicamente periférica se ha propuesto como prueba para el diagnóstico topográfico del acúfeno.

- Otros: Melatonina, acamprosato, misoprostol, glicina, gaba, triptófano



  



A pesar del gran abanico terapéutico del que se dispone ningún tratamiento sistémico se ha mostrado claramente efectivo en ensayos clínicos aleatorizados.

En  próximos artículo analizaremos en detalle a través de los estudios e investigaciones  más recientes  algunos de  los medicamentos mencionados y su acción terapéutica para el tínnitus: 

antidepresivos: antidepresivos tricíclicos nortriptilina, amitriptilina y trimipramina
anticonvulsivos: carbamazepina, gabapentina
agentes antiglutamatergicos: caroverine, acamprosato
dopaminérgicos / antidopaminérgico agentes: sulpirida




Otin & Lucas.  artículo nº 109


      DONACIONES  para continuar nuestro trabajo de información y ayuda. Mantener este espacio libre de publicidad y como página de opinión, orientación y consejo  independiente en la red. Gracias.




Este blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. Otínylucas





 fotografía y diseño de Juan  Salvador Vílchez  
 CASTILLOS DE ARENA . Todos los derechos reservados.

enlace obra del autor:



Fuente
otinylucas

EXPLORACIÓN Y TRATAMIENTO DEL PACIENTE CON
ACÚFENOS
José Manuel Morales Puebla, Eva María Mingo Sánchez,
Luis Miguel Menéndez Colino.


Hospital Virgen de la Salud. Toledo


Artículo dedicado a GRUPOS facebook sobre tínnitus (acúfenos) en los cuales participo:




tínnitus en Chile


Juntos Venceremos al Acúfeno


Luchemos contra el acúfeno- Venezuela


Asociación Española del Tínnitus (AET)


Acúfenos - Hiperacusia


Acúfenos ONG


Hipoacuisa súbita y acúfeno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada