domingo, 23 de marzo de 2014

121. Historia de los Acúfenos



 Historia de los tintunienenses o acufenienses desde hace 5677 años,



En este artículo contamos la historia de los acúfenos, no te va  aportar una solución al acúfeno, ni te va a devolver el silencio añorado, solo intentamos viajar en el tiempo y retroceder miles de años para encontrar que poco se avanza en este síntoma, y que probablemente nuestros antepasados sabían más de lo que pensábamos y nosotros menos de lo creemos. Hipócrates, por ejemplo, contribuyó  con una observación que fundamenta la terapia moderna, la TRT: "¿Por qué razón cesa el ruido si uno produce un sonido más fuerte?" "¿Será porque el eco más fuerte apaga el más débil?"


Hace 5677 años de un día de enero....

El primer caso de tínnitus documentado,  en Egipto hace 3663  años

Los primeros reportes que se han obtenido se remontan hasta la decimoséptima de las dinastías egipcias (1650-1532 a.C.). Un texto antiguo, el Libro Médico de Crocodilópolis, contiene referencias a un zumbido en los oídos. El tratamiento consistió entonces, en verter hierbas, aceite, incienso, resinas de árboles y tierra en el oído de la víctima, usando un embudo de madera.


Parece ser que los antiguos no eran muy cautelosos en lo que al oído respecta.

Hipócrates hace 2473  años nos comentaba…  
                   
La descripción  irrefutable más antigua, proviene de Hipócrates, quien usaría tres palabras para describir el problema: echos, significando sonido; bombos, denotando zumbido; y psophos, indicando un murmullo ligero. El término tinnitus, en uso actual, deriva del latín tinnire, que significa timbrar.

Hace 2000 años…

La terapia que empleaban los grecorromanos consistía en introducir miel, vinagre, jugo de pepinos y rábanos en el oído afectado , si estos remedios no curaban el paciente, por lo menos se usarían, más adelante, para el almuerzo que siguiera.

Una observación de hace 2000 años, base de la terapia actual…

Hipócrates, por su parte, contribuyó una observación que fundamenta la terapia moderna: "¿Por qué razón cesa el ruido si uno produce un sonido más fuerte?" "¿Será porque el eco más fuerte apaga el más débil?" Así hablan los expertos.

En el pasado se llegaría a creer que los pacientes con este síntoma sufrían de alucinaciones o que eran víctimas de transmisiones de impulsos incontrolables que tenían su origen en el nervio auditivo.

El Ayurveda, medicina tradicional hindú, 
de milenios de antigüedad, ya contempla los acúfenos como un síntoma de trastornos
del prana vayu, parte del vata que reside en la cabeza y gobierna todas las
funciones cerebrales superiores.

La civilización egipcia, 1600 años a.C.
lo describía como “oído encantado” atribuyéndole un carácter mágico
de sublimidad divina. Esta referencia ha sido utilizada en este blog en su presentación "tínnitus acúfeno oído encantado"

En el Talmud babilónico, de los primeros siglos de nuestra era,  
los acúfenos son calificados como la “maldición de Tito”, el
destructor del templo de Jerusalén, y están revestidos de una aureola de
misticismo o sensibilidad de lo celestial.

La civilización greco-romana
por su parte asociaba los acúfenos a estados depresivos y a trastornos
cerebrales accesionales al igual que hacía en otras enfermedades tales
como la Epilepsia a la que denominaban “mal sagrado”, el de Alejandro
Magno y Julio César sin ir más lejos.

 Todos estos datos históricos no vienen sino a abundar en la idea
Sospechada de su origen neurológico del problema,
interpretado en el lenguaje de la época como influencias sobrenaturales.

Es curioso constatar cómo en la antigüedad una de las patologías que,
como antes dije, tenía consideración y connotación divinas, al igual que
las tenían los acúfenos, se trata precisamente de la epilepsia. Hoy
sabemos, o intuimos mejor dicho, que ambos, acúfenos y epilepsia,
tienen un mecanismo patogénico similar.

Probablemente nuestros antepasados sabían más de lo que pensábamos y nosotros menos de lo  que creemos.


Muchas referencias actuales citan los acúfenos como epilepsia auditiva.

Quedan en la memoria las frases de Juan Jacobo Rousseau
 describiendo en el libro VI de sus Confesiones sus propios acúfenos,
 de forma muy especial las sentenciosas palabras finales de desesperanza o resignación y el papelón que el médico en aquél tiempo tuvo que jugar, no muy diferente del nuestro propio hasta hace pocas fechas:


“Sentí un gran ruido en los oídos, ruido que era triple o mejor cuádruple,
a saber: un zumbido grave y sordo; un murmullo más claro, como de
agua corriente; un silbido muy agudo, y la agitación arriba mencionada,
cuyas pulsaciones podía contar fácilmente sin tocarme el pulso ni el
cuerpo con las manos. Este ruido interior era tan grande que me quitó la
delicadeza de oído que antes tenía y me dejó, no enteramente sordo, pero
sí con una dureza que la conservo desde aquel entonces.”……. “Le referí
el hecho (al médico) estremeciéndome y pensando que no tenía cura. Yo
creo que él fue de igual parecer; no obstante desempeñó su papel. Me
endilgó una serie de razonamientos, de que no entendí palabra; luego, en
consecuencia de su sublime teoría, empezó “in anima vili” (prueba en
animales) la cura experimental que le plugo ensayar. Pero era tan penosa,
tan desagradable, y obraba tan poco, que me cansé pronto, y al cabo de
algunas semanas, viendo que no mejoraba ni empeoraba, abandoné el
lecho, volviendo a la vida ordinaria con la agitación de mis arterias y mis
zumbidos, que desde aquella fecha, es decir, desde hace treinta años, no
me han dejado un solo instante.”



Teorías abundan, pero, hasta el momento, nadie ha podido ofrecer una explicación plausible o c acerca de la naturaleza de este fenómeno.

Continuan investigando

Por medio del uso de tomografías y escáneres positrónicos se ha establecido que en lugar de provenir del oído, el origen del fenómeno se encuentra en el cerebro, como resultado de los esfuerzos de este órgano para compensar a una reducción unilateral de estímulo fónico. Este hallazgo, tan pobremente documentado como extraordinario, se asocia con un tipo de tinnitus llamado "tinnitus-evocado-por-la-mirada" en el cual el ruido en los oídos se produce o empeora si se mueven los ojos en cualquier dirección.

En casos estudiados de este tipo de tinnitus, provocado por la dirección de la mirada  en pacientes que tenían tumores del nervio acústico removido quirúrgicamente . los pacientes todavía percibían el zumbido en el oído sordo, aunque éste estuviese totalmente desconectado del cerebro.

Cuando pacientes con tinnitus evocado-por-la-mirada se examinaban con el escáner positrónico, algunos demostraban actividad en la circunvolución angular (angular gyrus), un área del cerebro próxima a la corteza auditiva; mientras que otros mostraban actividad en el tronco encefálico. Lo que, acompañado por la percepción fantasma, sin nervio acústico, indica que este complejo síntoma puede originarse en cualquier localización por todas partes del cerebro

Otras opiniones
Otros neurocientíficos no están convencidos de que el tinnitus siempre se origina como un sonido fantasma en el cerebro. Estudiando ratas y conejillos de indias, que fueron tratados  con dosis elevadas de aspirina o expuestos a ruidos traumáticos, los investigadores concluyeron que el ácido glutámico, un neurotransmisor, se procesa defectivamente en la cóclea, lo que a su vez resulta en la emisión de impulsos anormales provenientes del nervio acústico, y que instilando el oído anormal con una droga que bloquee la acción del ácido glutámico se puede, al menos, en teoría lograr eliminar el tinnitus.

Hasta ahora, sólo se puede aducir que este trastorno responde a causas múltiples. Además de que es posible que no sea uno, sino que puede ser que existan diferentes variedades de tinnitus.

Denuncia
Las investigaciones que hoy se llevan a cabo, por una condición tan prevaleciente son modestas.
Uno de los mayores obstáculos que existe en este tipo de exploración es que los fondos destinados para hacerla son escasos, debido a que las víctimas no son miembros de grupos de presión como lo es el SIDA. Caso éste especial y único, donde el número de los afectados es mucho menor, pero al que el gobierno le inyecta dinero en cantidades desproporcionadas, en respuesta a presiones de activismo político. Y, además tenemos el hecho, de que los animales empleados para conducir las pruebas no pueden reportarnos sus experiencias sensoriales directamente, teniendo que ser inferidas.

Necesitamos asociaciones en defensa de nuestros intereses, paginas web, blog, grupos sociales.

Las guerras contribuyen a nuestro síntoma
Durante el combate en Irak y en Afganistán, un creciente número de soldados, que NO usaron las medidas de proteccion adecuadas como son tapones protectores del oído o dejaron de hacerlo, han sufrido trauma por sonidos causados por explosiones o por viajar en vehículos con niveles altos de traqueteo. Muchos hoy sufren de tinnitus residual.

Casi setenta mil soldados del millón trescientos mil que han rotado por Irak y Afganistán hoy están recibiendo pensiones médicas, resultado del tinnitus. En adición cincuenta y ocho mil reciben pensiones por varios grados de sordera. 128.000 soldados afectados con problemas auditivos, casi 1 de cada 10 . Preocupante.

¿qué sabemos realmente sobre tínnitus?
Sabemos lo qué es sufrirlo  aunque aún no se conozcan sus causas y carezcamos de curas  pero es todo lo que con certeza, sabemos. En esta resignada admisión, se resume el estado triste del problema para quienes sufrimos de este síntoma angustiante.

¿cómo tratarlo?

Medicinas herbales, acupuntura, hipnosis,megavitaminas, antioxidantes, minerales, ruido blanco, oraciones, promesas a San Francisco de Sales, a Santa Rita de Casia o a Santa Juana de Arco (víctima ella misma de esta aflicción), y toda clase de remedios caseros han fallado en demostrar su eficacia en estudios controlados.

Lo que nos hace recalcar en el hecho de que no existe cura conocida alguna. Aunque si ciertas actitudes personales, psicoemocionales de aceptación y habituación que conducen a una bajada de la percepción del zumbido. Algunos psicofármacos alivian, pero no curan. Ciertas terapias alternativas ayudan a sobrellevarlo, terapias sonoras (TRT, TSS, TSM)...pero las personas con acúfenos necesitamos un tratamiento no para mañana sino para hoy. Deseamos una solución que ponga fin a tanto sufrimiento, necesitamos tener silencio.



Hace tiempo escribía, estas notas en carta abierta a Shhh

Camino de V.....entre astrónomos, neurólogos, nosotros
Shhh, es el sonido, el rumor de una de las frecuencias entre un intervalo de 1 a 20000 hz que generalmente tenemos  en nuestro cortex cerebral auditivo, 

Así   suena el Big Bang, el eco que recogen los radiotelescopios orientados hacia el firmamento, los astrónomos utilizan este vocablo  para referirse específicamente al momento en el que se inició la expansión observable del Universo como en un sentido más general para plantear el paradigma cosmológico que explica el origen y la evolución del mismo... este sonido lo llaman  “fondo de microondas cósmicas “, para nosotros no es así...simplemente lo llamamos sin pretensiones acúfeno (tínnitus)...privilegiados somos de que tengamos la alta hipersensibilidad de detectar las ondas y frecuencias en las que emite nuestras miles de millones de neuronas...neurólogos comentan que escuchamos el desbalance  entre neurotransmisores…y los astronomos situan nuestro síntoma en el infinito del universo estelar, en el origen de los tiempos, percibimos el eco de la gran expansión cosmica. Para nosotros es la ausencia de silencio.



Estamos en facebook, donde tenemos un GRUPO DE AYUDA MUTUA, comparte tu experiencia con nosotros

Acúfeno tu compañero de viaje



2013Copyright © 2014 otinylucas
Otinylucas

Articulo dedicado a mi paisano D. Adolfo Suárez González, Presidente del Gobierno de España (1976-1981). Ayer, hoy y mañana estabas ya en la Historia, permíteme paisano,rendirte mi modesto homenaje en este artículo dedicado a la historia que escribimos  las personas que tenemos acúfenos, un trastorno, un síntoma neurosensorial, adverso y muy incapacitante, al igual que la enfermedad de Alzheimer que padecías. Hasta siempre Presidente.
"la concordia fue posible"






La fotografá es ganadora del Premio Ortega y Gasset 2009 de Información Gráfica. Autor Adolfo Suarez Illana.

fotografía de encabezamiento del artículo es propiedad de FJPD, todos los derechos reservados.




Otin & Lucas.  artículo nº 121. El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA A LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

FUENTE

Dr. Félix E. F. Larocca
http://www.monografias.com/trabajos67/tinnitus-cacofonia/tinnitus-cacofonia2.shtml

Dr. Miguel Angel López González, Dr. Francisco Esteban Ortega, Dr. Antonio Abrante Jiménez
Acufeno como señal de malestar (pag. 16-18)

bibliografía

  • Larocca, F: (2008) El Barotraumatismo en monografías.com
  • Larocca, F: (2007) La obesidad como trastorno de las emociones en monografías.com
  • Heller AJ: (2003) Classification and epidemiology of tinnitus en Otolaryngol Clin North Am. 36(2): 239-248.
  • Sismanis A: (2003) Tinnitus: Advances in evaluation and management en Otolaryngol Clin North Am. 36(2): xi-xii.
  • Jastreboff, P.J: (1996) Neurophysiological approach to tinnitus patients en Am.J.Otology, 17:236-240




lunes, 17 de marzo de 2014

120. Traumatismo Acústico

TINNITUS o acúfeno por trauma acústico o sonoro, es el daño y deterio­ro coclear producido de forma accidental tras la expo­sición a un ruido de gran intensidad y corta duración. Causa de acúfenos y pérdida de audición.



breve video informativo prevención trauma acústico
                                                           




 






En este artículo trataremos.
Definición
De que depende el traumatismos acústico?
-la intensidad en decibelios
-la frecuencia del sonido
-el tiempo de exposición
Tabla de exposición máxima al ruido para evitar hipoacusia neurosensorial irreversible por trauma acústico
Características del trauma acústico
Tratamiento
-traumatismo acústico agudo
-traumatismo acústico crónico
videos tutoriales
audiometria online para trauma acústico
test de hipersensibilidad al ruido, sonido
prevención del trauma acústico


Definición 

Se denomina traumatismo acústico al daño y deterio­ro coclear producido de forma accidental tras la expo­sición a un ruido de gran intensidad y corta duración (maquinaria laboral, arma de fuego, explosión, etc.). Un ruido que supera la capacidad de amortiguación que tiene el oído puede producir una agresión tal que pue­de llegar a desarrollar su destrucción.



 La lesión del oído expuesto a traumatismo sonoro de­pende de:


– La intensidad de la energía sonora (medible en deci­belios): por encima de 95-100 dB hace que el sistema coclear con sus células ciliadas vibre de forma excesiva, que puede superar el límite elástico de sus estructuras produciéndose una lesión que si es mantenida podría ser irreversible. Además, debe tenerse en cuenta que los decibelios son una escala logarítimica con incremen­tos muchos mayores a la escala decimal (95 dB es mu­cho más que 90 + 5 dB). 


Se utiliza una escala logarítmica porque la sensibilidad que presenta el oído humano a las variaciones de intensidad sonora sigue una escala aproximadamente logarítmica, no lineal.

El decibelio es una unidad logarítmica, adimensional y matemáticamente escalar.

Curiosidad para el oído humano, oye matemáticas del sonido, logaritmos
un lavavajillas que emite un ruido de 50 dB no es algo más ruidoso, es 10 veces más ruidoso que uno que emita 40 dB y 100 veces más que uno de 30 dB.


– La frecuencia (medible en hercios): las frecuencias si­tuadas entre 2.000 y 3.000 Hz son las más dañinas. Las lesiones que se producen por encima de 3.000 Hz y por debajo de 2.000 Hz por regla general producen menor deterioro.


– El tiempo de exposición, que constituye un parámetro fundamental, ya que un sonido aunque su intensidad no sea tan alta (p.ej., 80 dB) si es constante puede producir en las células ciliadas tanto externas como internas una situación de fatiga auditiva, que con el tiempo puede producirse un fracaso en sus funciones. Cuando se produce una agresión acústica, primero se lesionan las células situadas en la zona mas débil del órgano de corti, esta zona se caracteriza por ser menos vascularizada y es donde se produce la división de la ar­teria coclear; también en este nivel es donde se produ­ce la máxima amplitud de vibración, las frecuencias en esta zona oscilan entre 3.000 y 5.000 Hz, por este motivo la lesión primordial se produce en las células que reco­nocen las frecuencias de 4.000 Hz, pero a medida que aumenta la lesión puede afectar a otras frecuencias.





TABLA EXPOSICION MAXIMA AL RUIDO (HORAS/DIA)

PARA EVITAR DAÑO AUDITIVO IRREVERSIBLE POR HIPOACUSIA


Nivel de ruido (dBA)
Exposición máxima al ruido: hora/día
85
16 horas
90
8 horas
95
4 horas
100
2 horas
105
1 hora
110
30 minutos
115
15 minutos





características que presenta el trauma acústico

Los acúfenos suelen ser muy molestos y suelen ser el motivo de la consulta. 

Cuando se produce un traumatismo agudo, el paciente suele tener una otalgia que a veces la describe como in­tensa, hipoacusia y en muchos ocasiones acompañada de acufeno. Esto suele ser el caso de traumatismo por arma de fuego (cazadores, militares), estallido de petar­dos, etc.


La hipoacusia puede ser uni o bilateral, generalmente suele afectar a frecuencias de entre 3.000 y 5.000 Hz es perceptiva, pero cuan­do la intensidad del traumatismo es alta puede asociar un componente conductivo. 

También puede aparecer una leve inestabilidad pasajera por el efecto Tullio. 


El examen audiométrico puede presentar diferentes varia­bles en el caso de traumatismo acústico agudo: 

  Hipoacusia perceptiva que sólo afecta a la frecuencia 4.000 Hz

 Hipoacusia media con deterioro de otras frecuencias (2.000 y 3.000 Hz), además de la de 4.000 Hz.

 Hipoacusia intensa con importantísima pérdida de audi­ción en todas las frecuencias.

 traumatismo agudo


Cuando el traumatismo es crónico, suele presentar­se como enfermedad profesional, los pacientes suelen estar expuestos casi a diario a ruidos de intensidad media alta (70-90 dB) como en los profesionales de la construcción, trabajadores de maquinaria pesada, etc. Generalmente, no tiene sintomatología auditiva salvo hipoacusia, algunas veces acuden a nuestra consulta porque se le detecta la hipoacusia un reconocimiento rutinario realizado por su empresa. En la otoscopia, la membrana timpánica puede tener aspecto normal, o bien presentar una mancha hiperémi­ca a lo largo del mango del martillo (signo de Müller).   El traumatismo acústico crónico que es siempre bilateral, siempre de tipo perceptivo y su evolución es progresiva


traumatismo crónico



Tratamiento

Cuando el traumatismo es agudo, puede ser reversible y su eficacia está estrechamente relacionada con el co­mienzo del tratamiento que debe ser en las primeras 24 h. Se debe tratar la lesión igual que una sordera súbita, empleándose esteroides bien por vía oral o parenteral, también se pueden utilizar los vasodilatadores periféri­cos y gas carbógeno, compuesto por un 95% de O2 y un 5% de CO2, 6 l/ min, 30 min/h y en total 6 h por día. 

En el caso de traumatismo crónico, una vez instaura­da, la HNS (hipoacusia neurosensorial) no tiene posibilidad de recuperación. El tra­tamiento debe ser preventivo evitando más exposición a ruidos intensos, evitando la administración de medi­camentos que producen ototoxicidad y consejos para adaptación auditiva.



trauma acústico o sonoro tiene las siguientes características generalmente:

-Frecuencia típica de todo trauma sonoro con pérdida es 4000hz.

-Frecuencia entre 2000 hz. y 3000 hz.  significa  una mayor deterioro y por tanto un trauma acústico más avanzado.

-Intensidad y tiempo: ruidos por debajo de 80 db. durante 8 hrs. no son peligrosos ,y solo causarían una fatiga auditiva sin secuelas permanentes. Si el ruido sobrepasa los 80 db. el riesgo aumenta considerablemente.

-Intermitencia: Se toleran intensidades mayores, si son ocasionales y con periodos de recuperación, sin fatiga residual.

-Susceptibilidad individual: Se podría valorar a través de la Fatiga y Adaptación auditiva.

En Traumas acústicos de 1º grado  y 2º grado, en general encontramos en 2 de cada 3 pacientes : Reclutamiento coclear
Traumatismo acústico de 3º grado tenemos la ausencia de reclutamiento y la presencia de fatiga.

La exposición a un ruido intenso de cierta duración, da lugar a una lesión del oído interno, causando una pérdida auditiva sensorial, de tipo Cortipatica con:
Reclutamiento  coclear                   
Algiacusia
Diploacusia  


prueba de audición audiometría online, se analizan 25 frecuencias, ponga especial atención en 2000, 3000, 4000, 6000, 8000 Hz, dificultades para escuchar este tipo de frecuencias son posible síntoma de trauma acústico

test de sensibilidad al sonido, hiperacusia un sintoma muy relacionado con el acúfeno




articulo relacionados

trauma acústico


prevención del trauma acústico







Otin & Lucas.  artículo nº 120



    DONACIONES  para continuar nuestro trabajo de información y ayuda . Mantener este espacio libre de publicidad y como página con opinión independiente en la red. Gracias.


El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA A LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

Estamos en facebook, donde tenemos un GRUPO DE AYUDA MUTUA, comparte tu experiencia con nosotros




advertencia legal
Propiedad intelectual
El contenido de este blog está protegido por la Ley de Propiedad Intelectual. Así pues, la modificación, transmisión, copia o cualquier utilización de los contenidos que forman parte del blog con finalidades públicas,lucrativas o comerciales, sin el consentimiento y la autorización expresa del autor es una infracción penalizada por la legislación vigente.
Si este artículo es de tu interés contacta http://otinylucas.blogspot.com.es/p/contacto-e.html para obtener autorización de su reproducción  copia, distribución sin fines comerciales.



Fotografía es propiedad de FJPD. Todos los derechos reservados.
fuentes.
OTINYLUCAS
Hipoacusia neurosensorial: diagnóstico y tratamiento Muhamad Taha y Guillermo Plaza

Servicio de Otorrinolaringología. Hospital de Fuenlabrada. Madrid.

Angeli SI, Yan D, Telischi F, Balkany TJ, Ouyang XM, Du LL, et al. Etiologic diagnosis of sensorineural hearing loss in adults. Otolaryngol Head Neck Surg. 2005;132:890-5.Bovo R, Aimoni C, Martini A. Immune-mediated inner ear disease. Acta Otolaryngol. 2006;126:1012-21.Divenyia PL. Decline of speech understanding and auditory thresholds in the elderly. J Acoust Soc Am. 2005;118:1089-100. Merchant SN, Adams JC. Pathology and pathophysiology of idiopathic sudden sensorineural hearing loss. Otol Neurotol. 2005;26:151-60.Nelson EG, Hinojosa R. Presbycusis: a human temporal bone study of individuals with downward sloping audiometric patterns of hearing loss and review of the literature. Laryngoscope. 2006;116 Suppl 112:1-12.Plaza G, Herraiz C. Intratympanic steroids for treatment of sudden hearing loss after failure of itravenous therapy. Otolaryngol Head Neck Surg. 2007;137:74-8.Rauch SD. Idiopathic sudden sensorineural

http://www.farauzorl.org.ar/trauma-acustico-o-dano-auditivo-inducido-por-ruido-dair