domingo, 4 de enero de 2015

142. Tratamiento Enfermedad de Ménière











La enfermedad de Ménière es causa de tínntitus, acúfenos, puede ser tratada y controlada a través de dietas bajas en sal, fármacos, manejo del estrés. Tratamiento a través de la alimentación,  terapias rehabilitadoras de la función vestibular y TRT para acúfeno.

Causa

El desequilibrio entre la producción y la absorción de endolinfa (  líquido contenido en el oído interno) es el responsable del incremento de presión en el canal endolinfático. Algunos mecanismos descritos son el exceso de generación de endolinfa desde las células grises y las células de la striavascularis o un fallo en su recaptación en el saco endolinfático. Puede afectar exclusivamente al laberinto anterior, al posterior o todo el laberinto. El incremento de presión provoca una ruptura de las membranas, incrementando la concentración de potasio en la perilinfa. 

Se producirá una reducción en la activación de las dendritas neuronales (son terminaciones de las neuronas, cuya función es la recepción de estímulos) generando la aparición de los síntomas clínicos.

El hidropsendolifático (HE) o enfermedad de meniere es una alteración anatomopatológica del oído interno, que se manifiesta a través de unos característicos síntomas clínicos en algunos pacientes. El responsable de esta condición es un desorden en el metabolismo de la endolinfa (liquido del oído interno) y la perilinfa (liquido parecido al suero presente en ciertas partes de la coclea), que provoca una atrofia de las estructuras del laberinto (oído interno). El paciente puede presentar una pérdida de audición fluctuante y progresiva, acúfenos, presión aural (presión en el oído), vértigo o inestabilidad.  La presencia de todos estos síntomas en un mismo paciente define la enfermedad de Ménière (EM).



Actualmente no hay un tratamiento  definitivo para el HE (hidropsendolifático) y EM (Enfermedad de Meniere), pero los síntomas pueden ser más o menos controlados considerando algunos factores:


Dietas bajas en sodio han demostrado un efecto positivo en la reducción de las crisis de vértigo a lo largo del tiempo.



Ansiedad y estrés están frecuentemente asociados a la aparición de las crisis. Un control de los síntomas psicoemocionales puede reducir la presencia de las manifestaciones agudas de la enfermedad.



Fármacos En opinión de muchos otrorrinos, los corticosteroides son fármacos eficaces en un 50% de pacientes con EM, especialmente cuando la hipoacusia fluctúa o durante la agudización de la intensidad del acúfeno. 

El uso de betahistina, trimetazidina, fármacos antihistamínicos, cinarizina o sulpiride puede ser de ayuda en muchos pacientes durante las crisis de vértigo. Las benzodiacepinas pueden ser muy útiles durante una crisis de vértigo intenso. 

Los diuréticos pueden ser válidos para las manifestaciones crónicas del HE / EM y en algunos pacientes reducen el número de episodios de la enfermedad.

diuréticos NO OTOTÓXICOS 
El empleo de fármacos antidepresivos en pacientes con depresión (secundaria o no relacionada con la EM) puede ser eficaz para reducir la ansiedad y la posibilidad de una crisis aguda.

antidepresivos NO OTOTÓXICOS



Administración intratimpánica de fármacos. El empleo de la vía administración intratimpánica se está extendiendo hoy en día entre los equipos de otorrinolaringología. Una elevada dosis del fármaco se absorbe en el oído interno a través de la perfusion por la membrana redonda con escasos efectos secundarios.
  Se utiliza frecuentemente los corticoides intratimpánicos cuando se ha obtenido una respuesta favorable del HE / EM tras el empleo de corticoides orales, es decir, una efectividad en el control de los síntomas cocleares (acúfeno, pérdida auditiva y presión aural). El uso de gentamicina (un antibiótico con un efecto ototóxico) para provocar una laberintectomía química consigue la eliminación de las crisis de vértigo en el 80% de pacientes. Existe un elevado riesgo de incremento de la pérdida auditiva cuando se utiliza esta sustancia.


Terapia de reentrenamiento para  tínnitus acúfenos (TRT). En una reciente publicación efectuada por nuestro equipo se demuestra que la TRT es un tratamiento efectivo para la habituación al acúfeno en los pacientes con EM. El empleo de audífonos demostró mejores resultados en el control del acúfeno al compararse con los obtenidos en pacientes que rechazaron la adaptación de la prótesis.


Cirugía La descompresión del saco endolinfático es un procedimiento no destructivo que reduce las crisis de vértigo en un 60% de los casos según diferentes estudios publicados. La neurectomía vestibular (sección del nervio vestibular) es un procedimiento destructivo y resuelve el vértigo en más del 95% de los pacientes. Si existe una pérdida de audición severa o profunda, se puede realizar una laberintectomía quirúrgica (destrucción del oído interno), técnica que obtiene un resultado similar en la eliminación del vértigo pero provoca una sordera completa de ese oído.  El acúfeno puede mejorar en el 60% de los pacientes pero también ha sido descrito un efecto contrario, la intensificación de la percepción del acúfeno.



Rehabilitación vestibular El empleo de la posturografía dinámica ha demostrado una mejoría en la inestabilidad tras la cirugía (neurectomía o laberintectomía). El mareo secundario a la afectación bilateral de la enfermedad puede también beneficiarse de esta técnica de rehabilitación. 

Audiometría on line profesional para comprobar su nivel de audición





artículos relacionados



Artículo dedicado a Antonio Regidor


                                           





   Otin & Lucas.  artículo nº 142

Para  continuar con nuestro trabajo de información y ayuda desinteresada,  Mantener este espacio libre de publicidad y como página independiente en la red. Solicitamos  tu colaboración a través de una donación. Gracias.



El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial compartir igual 4.0 Internacional 





 Fuente

Doctor Carlos Herraíz Puchol
http://www.acufenos-info.com/enfermedadmeniere.html

otinylucas

fotografía es propiedad de FJPD. Todos los derechos reservados

5 comentarios:

  1. Waldo Sembler PIno11 de julio de 2016, 2:58

    Sólo decir que me ha sido muy valiosa la información dada en esta página, pues soy gran consumidor de sal común y café, además de muy sensible al strees derivado de la vida misma.... Siento que tengo un trabajo personal en cuanto a cambiar hábitos de vida.... Por suerte, mi problema lo maneja profesional un médico del área.... Gracias

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo el mal del menores y cuando me da vértigo no puedo mover el ojo izquierdo x que se me agudiza el zumbido es muy feo

    ResponderEliminar
  3. He tenido,continuos cuadros de intenso dolor en los oidos, sobretodo cuando viajaba en avión. Generalmente terminaba en infección del oido medio. Ultimamante he empezado a sentir dolor de cabeza e incones hasta en los ojos, pero siempre tengo malestar en los dos oidos y pérdida de audición. Leyendo este artículo, es posible que tenga la enfermedad de La Meniere. Gracias por su ayuda, me preocuiparé por acudir a un otorrino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La enfermedad de Ménière generalmente tiene cuatro síntomas principales:
      Pérdida de la audición) variable
      Presión en el oído
      Zumbido de oído, acúfeno o tínnitus
      Vértigo o mareo
      Debe acudir al médico para que le realicen determinadas pruebas:
      Análisis del sistema nervioso, va comprobar problemas de audición, equilibrio y movimiento de ojos…
      Una audiometría mostrará la pérdida de la audición que se presenta con la enfermedad de Ménière.
      Un examen de estimulación calórica revisa los reflejos oculares por medio del calentamiento y enfriamiento del oído interno con agua. Los resultados del examen que no están dentro del rango normal pueden ser un signo de enfermedad de Ménière.
      Otras pruebas: electrococleografía, videonistagmografía

      Eliminar