lunes, 2 de febrero de 2015

146. Buena alimentación Buena audición

Buena alimentación previene la pérdida auditiva, una dieta equilibrada con el aporte necesario de vitamina B, vitamina C, omega 3 y 6, minerales de magnesio y zinc retrasan, previenen y protegen el sistema auditivo.

Todavía no se ha encontrado una cura para la pérdida de audición, hasta el punto de poder prevenir o recuperar la capacidad auditiva. Nuestra audición se va deteriorando al envejecer, y en muchos casos se pierde por exposición al ruido, pero en los últimos años, los investigadores han descubierto que ciertos tipos de alimentación pueden retrasar o reducir la pérdida 
auditiva.

BUENA ALIMENTACIÓN
BUENA AUDICIÓN
come colores



Diversos estudios realizados por diferentes Universidades:

Investigadores de la Universidad de Sydney analizaron los niveles en sangre de ácido fólico, vitamina B12 y homocisteína ( es un aminoácido azufrado importante  en el metabolismo celular, este ha sido considerado factor influyente en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebro vasculares) .en relación con el riesgo de padecer pérdida de audición por envejecimiento.
Los datos indicaban que los niveles de ácido fólico por debajo de los 11 nanomoles por litro se asociaban a un aumento del riesgo de padecer pérdida de audición por envejecimiento del 34%. Asimismo, los niveles de homocisteína por encima de los 20 micromoles por litro se relacionaban con un aumento del riesgo del 64%. El estudio se basó en una población de 2.956 personas de 50 años en adelante.

En 2009, en el congreso anual de la Academia Americana de Otolaringología y la Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello en San Diego, los investigadores con sede en Boston habían descubierto que los hombres mayores de 60 años con alta ingesta de ácido fólico de alimentos y suplementos alimenticios tenían una reducción del riesgo de desarrollar una pérdida auditiva del 20%.

En 2007, en un estudio en el que participaron 728 hombres y mujeres de 50 a 70 años, científicos de la Universidad de Wageningen (Paises Bajos) ponían de manifiesto que los suplementos de ácido fólico retrasaban la aparición de la pérdida de audición por envejecimiento en bajas frecuencias.

Por tanto es necesario a través de una dieta balanceada y equilibrada, aportar una serie de nutrientes : vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales para PREVENIR Y PROTEGER LA AUDICION, y sobre todo en las personas que han desarrollado el síntoma del tínnitus.

Acido fólico se refiere a la vitamina B11 principalmente, necesitan para su síntesis vitamina B12 y vitamina C .

B11 (Ácido fólico)
Cantidad recomendada diaria 200 µg. (migrogramos)
Es una vitamina del grupo B que trabaja conjuntamente con la Vitamina C y la B12 para ayudar al organismo a utilizar y crear proteínas. También es una vitamina muy importante para la formación de glóbulos rojos y ADN.

Es clave en el crecimiento de los tejidos y, durante el embarazo, ayuda a prevenir ciertas malformaciones del sistema nervioso como la espina bífida.

Se encuentra en los frutos secos, frutas, verduras de hoja verde, cereales y vísceras de animales.

El déficit de ácido fólico puede causar retraso del crecimiento, glositis (inflamación de la lengua), úlceras en la boca, úlceras pépticas y diarrea. También puede producir algún tipo de anemia.

El consumo excesivo no genera ningún daño.

B12 y vitamina C, para favorecer la síntesis B11 consulta el siguiente artículo
http://otinylucas.blogspot.com.es/2014/01/102-vitaminas-y-acufenos.html

Ácidos grasos Omega 3
El aumento del consumo de ácidos grasos omega 3, y del pescado que lo contiene, puede reducir el riesgo de pérdida de audición relacionada con la edad, según un estudio de la Universidad de Sydney (Australia) como comentábamos al principio de artículo .Investigadores australianos observaron que ingerir pescado al menos dos veces por semana se asociaba a una reducción del riesgo de padecer pérdida de audición del 42% en aquellas personas mayores de 50 años, en comparación con personas que comían pescado menos de una vez por semana de media.

Los ácidos grasos omega 3 son  acidos grasos esenciales poliinsaturados (el organismo humano no los puede fabricar a partir de otras sustancias), que se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados (pescado azul), y en algunas fuentes vegetales como el aceite de perilla (50 - 60% de omega 3), las semillas de lino, la semilla de chía, el sacha inchi (48 % de omega 3), los cañamones y las nueces. Inicialmente se les denominó vitamina F hasta que determinaciones analíticas más precisas hicieron ver que realmente formaban parte de los ácidos grasos. Algunas fuentes de omega 3 pueden contener otros ácidos grasos como los omega 6.

La semilla de chía contiene muchas propiedades como: proteínas, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como laniacina entre otras.


Vitamina A
Tener altos niveles de vitamina A está asociado a una baja incidencia de pérdida de audición. Estos son los resultados de un estudio realizado por investigadores japoneses. Los investigadores compararon la presencia de vitamina A en el suero de los sujetos del estudio con su capacidad auditiva.
Por último, investigadores de la Universidad de California en San Diego han descubierto que la proteína Sox2 está involucrada en el proceso por el cual las células madre se desarrollan en ganglios nerviosos, es decir, agrupaciones de cuerpos de neuronas o células nerviosas que envían la representación sonora al cerebro.

Vitamina A
Cantidad recomendada 800 µg.
La Vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de los dientes, huesos, mucosas y piel. También se llama retinol porque produce los pigmentos de la retina del ojo.
Esta vitamina ayuda a tener una buena visión, sobre todo cuando hay poca luz. Es una sustancia importante para la función reproductora (desarrollo de los espermatozoides y crecimiento de la placenta) y la lactancia.
Se encuentra en la leche entera y el hígado de algunos animales en forma de retinol. Los carotenoides son tintes de color oscuro que se encuentran en los vegetales y que se transforman en una forma de Vitamina A. Uno de los carotenoides más conocido es el betacaroteno que, además es un antioxidante.
Por lo tanto la Vitamina A es también un antioxidante muy potente que sirve para proteger a las células del daño causado por los radicales libres que contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades y procesos degenerativos como el envejecimiento.
Alimentos ricos en Vitamina A (retinol): huevos, leche y derivados, carne, hígado y aceite de hígado de bacalao.
El betacaroteno se encuentra en: zanahorias, melón, calabacín, naranja, albaricoque, brócoli, espinaca y en la mayoría de hortalizas de hoja verde.

Exceso de Vitamina A
También se llama hipervitaminosis A y es debido a tener demasiada Vitamina A en el cuerpo. Existen dos tipos de hipervitaminosis A:

   Aguda: provocada por tomas un exceso de Vitamina A en un periodo corto de tiempo
   Crónica: toma de un exceso de Vitamina A pero durante un periodo más largo.

Síntomas más frecuentes son:

    Reblandecimiento de los huesos del cráneo (se llama craneotabes en los niños)
    Osteoporosis
    Visión borrosa en los niños
    Dolor óseo y entumecimiento
    Fontanelas muy grandes en los bebés
    Disminución del apetito (anorexia)
    Mareo, irritabilidad
    Náuseas y vómitos
    Visión doble
    Somnolencia y fatiga
    Dolor de cabeza (cefalea)
    Impotencia en los varones
    Cabello y piel frágiles: pérdida de cabello, piel seca y amarillenta o dermatitis seborreica
    Hinchazón del tejido mamario en los hombres (ginecomastia)
    Aumento del tamaño del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia)

Tomar demasiada Vitamina A durante el embarazo puede causar un desarrollo anormal en el feto y malformaciones.

El tratamiento comprende simplemente la suspensión del consumo excesivo de Vitamina A. La mayoría de casos se recuperan totalmente aunque, en ocasiones, pueden quedar secuelas: osteoporosis, retraso del desarrollo, daño hepático y renal o cáncer de próstata.

La mejor prevención es llevar una dieta equilibrada.

Déficit de Vitamina A
En algunos casos puede ser bebida Los síntomas más frecuentes son:
Susceptibilidad a padecer infecciones
El tratamiento consiste en dar Vitamina A hasta revertir el déficit.

Magnesio
El magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Ayuda a mantener el funcionamiento de músculos y nervios normal, brinda soporte a un sistema inmunitario sano, mantiene constantes los latidos del corazón y ayuda a que los huesos permanezcan fuertes. También ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre y en la producción de energía y proteína. Hay investigaciones en curso sobre el papel del magnesio en la prevención y manejo de trastornos como hipertensión arterial, cardiopatías, diabetes y pérdida de audición.

La mayor parte del magnesio en la dieta proviene de los vegetales, como las verduras de hoja verde oscura. Otros alimentos que son buena fuente de magnesio son:
•        Frutas o verduras : platano, albaricoques, aguacate, albaricoque seco (damascos)
•        Nueces, almendras, anacardos, pistachos, castañas, piñones...
•        legumbres y semillas
•        Productos de soya (como harina de soya y tofu)
•        Granos enteros (como arroz integral y mijo)

Zinc
http://otinylucas.blogspot.com.es/2013/09/86-alimentos-con-zinc.html

CONSULTA LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS SI ES DE TU INTERÉS.

124. Alimentos y tínnitus
 Mejorar en TÍNNITUS mediante Alimentos que ayudan a nuestra  salud neuronal, mejorar el acufeno mediante la ingesta de alimentos saludables de forma equilibrada y balanceada
http://otinylucas.blogspot.com.es/2014/04/124-alimentos-para-nuestra-salud.html

Alimentos y acufenos (todas las entradas del blog con esta etiqueta)

 Otin & Lucas.  artículo nº 146

Para  continuar con nuestro trabajo de información y ayuda desinteresada,  Mantener este espacio libre de publicidad y como página independiente en la red. Solicitamos  tu colaboración a través de una donación. Gracias.

El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

fotografía es propiedad de FJBC todos los derechos reservados

fuentes de consulta

http://www.wageningenur.nl/en/wageningen-university.htm
http://sydney.edu.au/
http://ucsd.edu/
http://www.hear-it.org/es/
otinylucas
http://www.entnet.org/
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada