domingo, 13 de septiembre de 2015

peligro auriculares de botón



 Suponen un peligro para la audición. Los pequeños reproductores MP3 su mal uso  conlleva pérdida auditiva, y en el tiempo la aparición de acúfenos  tínnitus zumbido de oídos.

Cada vez más expertos advierten del peligro del uso excesivo de reproductores MP3 así como de los pequeños auriculares de botón suponen un peligro para la audición y nuestra salud auditiva.

 En el debate científico promovido por la Universidad de Northwestern se advierte contra estos pequeños aparatos de escucha.

Los grandes culpables
Los auriculares de botón son pequeños aparatos que se introducen en el oído. Pueden aumentar la señal de sonido de seis a nueve decibelios. Esto marca la diferencia entre el sonido de una aspiradora y el de una moto, según Dean Garstecki, profesor de la Universidad de Northwestern en los Estados Unidos. 



El riesgo inherente de un volumen excesivo, cuando se utilizan auriculares de botón, es aún más peligroso que al usar los antiguos y grandes cascos almohadillados que venían con el walkman y el reproductor de CD portátil.

 Los auriculares de botón que se colocan dentro del oído no son tan eficaces para evitar que se escuchen los sonidos del exterior como los cascos con almohadillas. Como resultado, se suele subir un poco más el volumen para ahogar los ruidos de fuera. Para empeorar aun más la situación, el elevado ruido de los auriculares se emite directamente en los oídos.  

Regla 60/60
Los defensores de la audición están presionando para que las personas bajen el volumen. Los investigadores del Hospital Infantil de Boston recomiendan no usar jamás un reproductor MP3 a su máxima potencia. En su lugar, el volumen debería mantenerse a un nivel máximo del 60 por ciento y no debería ser usado durante más de 60 minutos al día.

Conclusión y reflexión de otinylucas
Por tanto se consta un aumento del riesgo de sufrir pérdidas auditivas asociadas al uso de auriculares de botón en la población en general. Escuchar música con estos pequeños dispositivos  es muy perjudicial, debido a que el espacio que queda entre el auricular y el conducto auditivo no deja salir el sonido, por lo que este rebota en la estructura del tímpano y canal auditivo de forma permanente en un continuo bucle que conlleva un daño más intenso en todo el sistema de la audición, no solo a nivel neurosensorial sino que también a nivel de transmisión, por lo que la pérdida auditiva se vuelve compleja y de una identidad mixta, es decir afectará a nuestro oído interno y al oído medio.
La pérdida auditiva en estos casos es progresiva, no nos damos cuenta, el efecto va sumándose lentamente, hasta que un día comenzarás con las primeras señales:

*tiendes a hablar alto
*si estas en una conversación con otras personas, sueles pedir que repitan lo que han dicho
*oyes de vez en cuando un  zumbido en los oídos, despues de escuchar musica en el reproductor mp3, o despues de ir a un concierto u otros lugares ruidosos?
*algunas veces tienes que hacer un esfuerzo para oir o para entender lo que dicen otros
*oyes mejor con un oído que con el otro
*aumentas el sonido de la radio, televisor, reproductor

Visita al médico para tener un diagnóstico sobre tu audición.

Estamos ante una cuestión de PREVENCIÓN , mi consejo CUIDA TU OÍDO 

las cifras son desalentadoras...

Un 15% de la población europea entre 19 y 34 años sufre alguna lesión neurosensorial por una exposición continuada y excesiva al ruido, mientras que un 90% ha sufrido pitidos en el oído al menos una vez tras escuchar música en volúmenes excesivos.

 En paralelo, en los últimos años, las ventas de reproductores MP3 se han disparado. En la Unión Europea, entre 50 y 100 millones de personas utilizan a diario estos pequeños aparatos portátiles. Sin embargo, varios estudios -ninguno de ellos realizado a largo plazo- señalan que su mal uso se ha convertido en una seria amenaza para la audición. 

El uso inadecuado de los reproductores musicales móviles dispara los casos de pérdidas auditivas precoces entre personas de unos 50 años e, incluso, más jóvenes.

 Los expertos vaticinan que este fenómeno aumentará cuando la generación que nació con el originario "walkman" llegue a la madurez (los nacidos en las décadas de los 70 y los 80). Pero no solo achacan al aparato la responsabilidad de estos casos precoces de sordera; también el sonido atronador de algunos cines, discotecas o videojuegos con "dolby surround" casero pueden llegar a provocar lesiones irreparables, aunque en estos casos el tiempo de exposición al sonido es a menudo menor. 

Los dispositivos MP3 actuales dañan mucho más que los anteriores aparatos ("walkman" y "Discman") ya que, al tener baterías más duraderas y almacenar miles de canciones, los usuarios se han acostumbrado a llevarlos conectados durante horas y a un nivel de decibelios (dB) alto (hasta 120, similar al ruido de un avión al despegar).

 Así han proliferado lesiones neurosensoriales por exposición excesiva al ruido, que se detectan primero como problemas para percibir frecuencias agudas y luego las conversaciones. En ocasiones, cuando se detecta el problema, ya es demasiado tarde para solucionarlo. 

¡Oído a las primeras señales!
El tipo más común de alteración auditiva por los dispositivos musicales es la pérdida de audición es decir, la incapacidad para escuchar sonidos por debajo de determinados umbrales. Por otro lado, destacan los acúfenos, la percepción de un sonido sin fuente sonora externa que lo origine. Estos pueden afectar a un oído, a los dos o referirse a la cabeza y apreciarse como un tono puro y sencillo o, como es más habitual, como ruidos complejos (como un grillo o timbre, entre otros). 

Pueden ser temporales o permanentes y son relativamente comunes: hay un millón y medio de españoles afectados. Las primeras señales de que el oído interno comienza a fallar se detectan cuando cuesta oír bien conversaciones en un ambiente ruidoso, escuchar el propio móvil o se oyen acúfenos. En general, estos primeros indicios de presbiacusia se daban a partir de los 60 años por degeneración debida al propio proceso de envejecimiento. 

Utilizar mecanismos portátiles cada día durante una hora o más y a una intensidad inadecuada puede provocar pérdida auditiva.

Los mecanismos portátiles actuales no solo se utilizan para escuchar musica o programas de radio, sino también para ver vídeos y fotos o almacenar archivos. Se generan gran cantidad de actividades en un solo aparato y los usuarios pueden pasar horas y horas con la música siempre de fondo. Además, con los formatos digitales de audio disponibles en la actualidad, es posible alcanzar altos niveles de volumen sin perder calidad, por lo que el límite máximo se sobrepasa a menudo. 

El tipo de auricular usado en la actualidad puede determinar también una mayor afectación. Aunque vuelven a estar de moda los auriculares grandes, aún son habituales los de botón (que se introducen dentro del oído), cuya exposición al sonido es mayor que con otros tipos de auriculares. El sonido máximo en algunos aparatos puede alcanzar hasta casi 120 dB, el equivalente al ruido de un avión que despega cerca. 

Música con recomendaciones para evitar sorderas
Escuchar música a 80 dB o menos se considera seguro. Un estudio de 2004 recomienda limitar el tiempo de escucha a una hora al día y ajustar la intensidad del sonido a un nivel inferior al 60% del máximo posible cuando se utilicen auriculares que se colocan sobre los oídos y a un nivel aún menor, si son los de botón. Otro estudio sugiere restringir el volumen máximo de los reproductores portátiles a 90 dB. 

La campaña "Don't lose the music" (No pierdas la música), de la centenaria entidad británica para la lucha contra la sordera Action Hearing Loss, recomienda varios aspectos para el buen uso de los dispositivos musicales:

 
usar auriculares de buena y alta calidad que aíslen el sonido de fondo, ya que, por lo general, los de serie tienen fugas de sonido o sonido de fondo, un aspecto que obliga a subir la intensidad; 

 descansar al menos cinco minutos cada hora

 activar el "limitador de volumen" si está disponible, para ser consciente cada vez que se sobrepasa el límite. 

Necesidad de legislación
Un informe del Comité Científico de Riesgos Sanitarios Emergentes de la Salud indicaba en 2008 que utilizar estos mecanismos cada día durante una hora o más y a un volumen inadecuado puede provocar una pérdida irreversible en el nervio auditivo. Un estudio de 2008 llevado a cabo por la Royal National Institute for Deaf (Reino Unido) detectó que el 39% de los jóvenes entre 18 y 24 años utilizaba estos dispositivos al menos durante una hora al día y el 42% admitió que lo hacía a una intensidad excesiva. 

Incluso con estos datos en la mano, no hay una legislación europea que límite la exposición a este ruido, como sí está disponible para el generado en el ámbito laboral, por lo que en la mayoría de casos se utiliza sin tener en cuenta los riesgos que conlleva. Hacerlo a más de 70 dB de forma continuada (todas las semanas y en menos de cinco años) sería similar a trabajar en un ámbito industrial ruidoso.

 Para la Comisión Europea, los reproductores deberían estar predeterminados a 85 dB. Sin embargo, los usuarios acostumbran a sobrepasar estos límites, aunque se les alerte con mensajes de seguridad que emite el propio mecanismo. 


casco abierto                                                                                                          casco cerrado



utiliza cascos con características profesionales. ofrecen una escucha  adecuada y tienen la posibilidad de cancelación sonora a determinado volumen de db. Evita la pérdida de audición prematura
PREVENCIÓN TRAUMA SONORO
TINNITUS (ACÚFENOS)
.















Otin & Lucas.  artículo nº 160





D.   M A J .  Otín

Experto en Salud Auditiva

Complemento mi actividad profesional con mi pasión por la docencia, la divulgación médica, científica e investigación en el síntoma del tínnitus (acúfenos)  a través de este blog , donde espero que encontréis información útil, y siempre con mi disposición personal de ayuda, consejo, orientación independiente  para todas las personas que tenemos acúfenos. 


Consultor tratamiento diferencial en tínnitus (acúfenos)
La integración en su formación de  las disciplinas  de psicología,  educación y medicina, entre otras, hacen del counseling una profesión única que permite a los profesionales usar un abordaje multidimensional que atiende holísticamente (integralmente) las necesidades de los pacientes y la formación continua de los profesionales del área de salud en el campo del síntoma de los acúfenos.
El counseling  es una profesión de las ciencias de la salud con plena autonomía y caracterizada por su propio cuerpo de conocimientos, experiencia y práctica profesional.


El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog ACUFENOS LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas

Fuentes
otin y lucas
http://www.consumer.es/web/es/salud/problemas_de_salud/2011/10/31/204266.php
http://www.hear-it.org/es/Los-auriculares-de-boton-ponen-en-peligro-la-audicion
www.northwestern.edu
www.seacoastonline.com
imagenes http://zonaforo.meristation.com/topic/2190456/




1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar