lunes, 8 de febrero de 2016

169. Tratamientos para acúfenos

En acúfenos  la combinación de tratamientos  ofrece actualmente una mayor garantía de éxito comprobado, logrando con el tiempo una percepción e intensidad leve en la mayoría de los casos. 






Como comentamos el  tratamiento dependerá mucho de  la causa. Si aún tratando ésta, los acúfenos persisten como secuela, se aplicaría alguno de los siguientes, intentando una  combinación terapéutica  que garantiza en general una mejoría significativa:


Tratamiento físico-psícológico

Para conseguir la moderación de la hipersensibilidad central.

 Hábitos posturales
 Ejercicio físico (andar, natación)
 Fisioterapia (masoterapia, estiramiento muscular, …)
 Ejercicio físico, psicofísico (Tai Chi, Qigong, …)
 Técnicas de relajación muscular y respiratoria

consultar, clickea


Tratamiento de suplementos (medicina natural)
Suplementos de medicina natural sin apenas efectos secundarios apreciables, con alta tolerancia para el tratamiento de los acúfenos,  clickea  en los enlaces para acceder al contenido de información. 

Regulador del sueñoMelatonina  como alternativa natural a los psicofármacos utilizados para dormir de tipo ansiolítico y/o hipnótico.


video informativo melatonina y acúfenos

VIDEO informativo 
alimentos y suplementos con GABA



Tratamiento farmacológico

La norma general es la utilización de vasodilitadores cerebrales. Este tratamiento se sigue utilizando ya que en algunos casos, más bien pocos, consigue una disminución de la intensidad del acúfeno e incluso la desaparición del mismo. Cabe recordar que los vasodilatadores tienen tambien una accion sobre los neurotransmisores que inhiben la síntesis de la dopamina. Cinarizina y flunarizina.

 La mayoría de veces no es efectivo, se utilizan  otras alternativas dirigidas a un control de la actividad excitatoria cerebral :

Antihistamínicos: Hidroxicina, Dexclorfeniramina

La hidroxicina es un antihistamínico H1 de primera
generación que atraviesa la barrera hematoencefálica,
teniendo como efecto central: sedación. Se utiliza
precisamente por su efecto central sedante en corteza y
sistema límbico. La dosis varía de 25 mg (un comprimido)
cada 24 horas, cada 12 horas o cada 8 horas, según
sintomatología. La dosis límite hasta 300 mg al día. La
duración del tratamiento es variable en función de la mejoría
alcanzada. Tiene el nombre comercial de “Atarax”.

La dexclorfeniramina es un antihistamínico similar a la
hidroxicina. La dosis habitual es de 2 mg (un comprimido), 3
ó 4 veces al día, no sobrepasando los 12 mg diarios.
Alternativamente, 6 mg (una gragea) cada 12 horas, máximo
18 mg al día. Tiene el nombre comercial de “Polaramine”.

Anticonvulsivantes: Pregabalina, Oxcarbamacepina, Gabapentina

Gabapentina. La dosis es variable desde 600 mg hasta 1800 mg
(comprimidos o solución oral) al día, en dos o tres tomas, en
función de la tolerancia del paciente. Tiene el nombre
comercial de “Neurontin”.

Pregabalina, La dosis es variable entre 300-150 mg al día.
Tiene el nombre comercial Lyrica.

Oxcarbamacepina,  La dosis es variable entre 300-150 mg al día. 
Tiene el nombre comercial de Trileptal


Ansiolíticos: Halazepam, Alprazolam, Clonazepam

 Halazepam. La dosis oscila de 20-40 mg cada 6-8 horas (comprimidos) o
dosis única al acostarse, en función de la tolerancia del
paciente. El tratamiento no debe ser mayor de 8-10 semanas,
incluyendo retirada gradual del mismo. Tiene el nombre
comercial de “Alapryl”.

Alprazolam.
La dosis oscila de 0,25-0,50 mg (en comprimidos o gotas)
tres veces al día o 1 mg al día (comprimido retard) en una o
dos dosis. Tiene el nombre comercial de “Trankimazin”. 

Clonazepam
Benzodiacepina de accion larga. Dosis entre 0,5-1 mg día

El uso clínico de las benzodiazepinas está limitado por sus efectos secundarios, tales como de alto riesgo de dependencia de las drogas y cambios de personalidad. Por otra parte, se recomienda precaución ya que el tinnitus prolongado ha sido reportado después de la suspensión de las benzodiacepinas de forma drástica.

Consulta entrada blog benzodiacepinas y acúfenos


Antidepresivos: Agomelatina, Fluoxetina, Paroxetina

Agomelatina. La dosis es de 25 mg (un comprimido) al acostarse. Al cabo
de dos semanas de tratamiento, si no hay una mejoría de los
síntomas, la dosis se puede aumentar hasta 50 mg (dos
comprimidos) que se tomarán juntos antes de acostarse.
Tiene el nombre comercial de “Valdoxan”.

Fluoxetina. La dosis es de 20 mg (una cápsula, un comprimido
dispersable o solución oral) cada 24 horas, hasta 40 mg/24
horas. Tiene el nombre comercial de “Prozac”.

Paroxetina. La dosis es de 20 mg (un comprimido) cada 24 horas, hasta
40 mg/24 horas. Tiene el nombre comercial de “Seroxat”. Desaconsejado
si se tiene una patología previa vestibular.
Opinión de Otin Lucas Desaconsejamos su uso, ya que es un médicamento con ototoxicidad se manifiesta a su retirada, se han reportado aumento acúfenos en 1 de cada 10.

Antidopaminérgico; Sulpirida 

La sulpirida es un antagonista de los receptores de dopamina D2. La dosis oscila entre 50 mg (una cápsula) cada 24 horas y 50 mg cada 8 horas al día. En neurosis y psicosis puede llegarse a los 1.600 mg en las 24 horas hasta un máximo de 2.400 mg al día. Tiene el nombre comercial de “Dogmatil”.Se ha administrado en asociación con hidroxicina y con melatonina .


video tutorial antidepresivos y acúfenos
   

Cabe advertir al lector que la decisión de iniciar tratamiento con cualquier fármaco o técnica corresponde exclusivamente al médico.


Tratamiento conductual (Psicología)
Terapia cognitiva-conductual
(actitud, afrontamiento, responsabilidad,
culpabilidad, perfeccionismo)
Manejo del estrés
Técnica psicológica, cuyo objetivo es la habituación al  acúfeno. Se busca que el zumbido no se consideré adverso, no emitamos ninguna respuesta: ansiedad, angustia, estrés. Cambiar nuestra forma de actuar y pensar con respecto al acúfeno.

Se emplea para ello un programa de terapia con técnicas:
respiración diafragmática
relajación sistémica
relajación autógena

consultar: clickear


Tratamiento con estimulación eléctrica
TENS – estimulación neural eléctrica transcutánea.
El paciente puede realizar el tratamiento en su hogar o en un centro
fisioterapéutico. Se utiliza en procesos de contracturas musculares de
cuello, espalda, hombros y mandíbula. Se colocan los electrodos sobre el
huso muscular con intensidad de varios mA, 1-5 mV, durante un tiempo
medio de 30-60 minutos.

Tratamiento con estimulación magnética
ULF – ultra baja frecuencia
 Dependiendo de la forma de aplicación del campo magnético, algunas técnicas pueden reducir el acúfeno mejorando el riego sanguíneo, aumentando la presión parcial de oxígeno y activando el metabolismo celular. Cuando se utiliza la estimulación magnética transcraneal (rTMS), se disminuye la hiperactividad de las neuronas del área de la corteza cerebral auditiva que causan algunos tipos de acúfenos mejorándolos, aunque esta técnica todavía no está implantada de forma generalizada.

La estimulación electromagnética se puede aplicar sobre toda la cabeza o
conjuntamente en las áreas frontal y parietotemporal. Las ondas pueden
ser continuas o en emisiones. La frecuencia de estimulación entre 1 y 5
Hz y la intensidad de miliTesla o menor. El tiempo medio de la terapia
entre 15-30 minutos. La duración del tratamiento variable según mejoría.

opinión otin Lucas: si tienes una pérdida auditiva moderada y una evolución de tu acúfeno de más de 3 años, esta técnica y procedimiento NO es EFECTIVA.

Tratamiento con punción seca
La punción seca  consiste en el empleo del estímulo mecánico de una aguja como agente físico para el tratamiento del síndrome del dolor miofascial (SDM). Se usa el adjetivo «seca» para indicar que no se emplea ningún agente químico y así distinguirla de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia. El SDM se define como el conjunto de signos y síntomas causados por los puntos gatillo miofasciales, que incluyen dolor, debilidad muscular, restricción de la movilidad, descoordinación, fatiga muscular, retardo en la relajación y en la recuperación de los músculos después de la actividad.

Tratamiento con estimulación sonora

Habituación sonora en hiperacusia,

Cuando se detecta hiperacusia hay que eliminarla antes de hacer
cualquier tratamiento sonoro para los acúfenos. Con el tratamiento
sonoro de la hiperacusia se pretende habituar al paciente a los sonidos
habituales mediante la aplicación de sonidos de manera gradual de menor
intensidad a mayor intensidad hasta alcanzar los 100 dB sin la aparición
de molestias. Los sonidos que se aplican pueden ser tonos puros,
sonidos de la Naturaleza, música clásica o música que le agrade al
paciente. El tiempo de escucha diaria suele ser de una hora y la duración
de la terapia de un mes, pudiéndose repetir el tratamiento hasta conseguir
la mejoría.
consultar: clickea
test hiperacusia

videos tutoriales de nuestro canal en You tube


tratamiento hiperacusia


terapia sonora hiperacusia
campo abierto
auriculares hi-fi
ruido rosa equilibrado, balanceado, con atenuación de agudos


             
Enmascaramiento secuencial (audífonos y generadores de sonidos)
El enmascaramiento secuencial es una terapia sonora original para los
acúfenos con o sin hipoacusia. Forma parte de la metodología de la
Terapia Sonora Secuencial. Se utilizan audífonos, generadores de
sonidos y audífonos con generadores de sonido incorporados. El
Audiólogo/Audioprotesista realiza la adaptación en colaboración con el
paciente que es quien verdaderamente personaliza la misma.


enmascarador de acúfenos, generadores sonidos:
 Se trata de un dispositivo que se lleva colocado como un audífono, y que emite sonidos de bajo nivel directamente al oído, enmascarando o disimulando el sonido del acúfeno.
 Consigue invertir la onda sonora del acúfeno, provocando que durante un tiempo variable (minutos, horas o incluso días) el acúfeno desaparezca.

audifono:
 Si la persona tiene una disminución de audición, en muchas ocasiones algunos acúfenos pueden desaparecer o atenuarse con la colocación de un audífono. Esto se logra debido a que la persona oye los ruidos del ambiente, en vez de su propio acúfeno.

Cambio de fase
La cancelación del sonido mediante el cambio de fase de 180º de la onda
sonora es la base teórica de este tratamiento. Se utiliza un cambio de fase
de la onda sonora que es una metodología original muy sencilla. Puede
realizarse con cualquier programa (software) para la manipulación de
sonidos. Se aplica una onda sonora (tono puro) con la misma frecuencia
del acúfeno del paciente pero cambiada 180º y con intensidad de 60 dB. El
tratamiento actúa por frecuencia y no por intensidad. El tiempo aplicado
es de 30-60 minutos al día durante un período variable según mejoría.
Muchos pacientes utilizan el cambio de fase cuando más le molestan los
acúfenos, hasta disminuirlos convenientemente.

Música con muesca (notched music, TSM) 
Se utiliza la música que más le agrade al paciente, a la cual se le elimina 
la frecuencia de su acúfeno entre un rango frecuencial de dos bandas
críticas. El tiempo diario de la aplicación de la música con muesca es
variable, desde 1 hasta 5 ó 6 horas. La duración del tratamiento puede ir
desde 1 mes hasta 1 año o más.

Terapia de Silencio SOL (descanso auditivo)
Para las personas que tienen acúfenos por trauma sonoro, es altamente
recomendable practicar la terapia de descanso auditivo.

Estar en silencio nos ayuda a nuestra salud auditiva, y psiquica para las personas con acúfenos. Procurar unas horas al día de de descanso auditivo, en lugares poco sonoros, y de menor ruido. 

TERAPIA DE SILENCIO, no es estar en silencio, es procurar descanso auditivo, en lugares silenciosos con poco ruido o tenue. Recordar al cerebro que el silencio existe. 
ES UNA TERAPIA SONORA que se practica en lugares como un jardín, parque, campo, cerca de un arroyo, río, paseando por una alameda, orilla del mar, playa...lugares con ruido natural, de la naturaleza, disfrutar paseando un dia de lluvia, o de nieve... es un ruido rosa.

Terapias en sistema de neuromodulación e inhibicion residual


Aspecto nutricional. Dietas
Reducir o eliminar
Cafeína
Nicotina
Alcohol
Quinina

En intolerancia alimentaria
Test de liberación de histamina
Dieta cetónica
VLCHD – dieta muy baja en hidratos de carbono
Dieta de adenosina
Dieta rica en purinas más alopurinol

Dieta diaria, alimentación equilibrada y balanceada
      Nuestra recomendación fruto de la experiencia, estudio e investigación propia nos llevan a recomendar una alimentación balanceada y equilibrada con la   ingesta en tu dieta diaria de antioxidantes, minerales como el zinc, cobre, magnesio, potasio, protectores naturales del oído, vitamina B. No es necesario ningún suplemento vitamínico o de minerales. Procurar una dieta variada, con verdura, fruta, legumbres, pescado ricos en omega3 y carnes. Vitaminas antioxidante A,E,C.

Evitar el glutamato monosódico y aspartamo que son  excito-toxina para nuestro sistema nervioso central.

Recuerda: buena alimentación , buena audición.

Mindfulness 
MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction)
Conociendo que el malestar produce acúfenos o hace a los
acúfenos insoportables, cualquier medida que proporcione bienestar hará
que los acúfenos dejen de molestar o que no se perciban. Hay evidencia
que las siguientes cuatro medidas consiguen bienestar:
ESTILO DE VIDA SALUDABLE
NUTRICIÓN ADECUADA
CONDUCTA ARMÓNICA
FACTORES PSICOLÓGICOS COHERENTES
El Mindfulness se basa en que cada experiencia es vivida en su momento,
unas sensaciones llevan a otras de modo natural, sin valorar y con
aceptación, lo que permite no rechazar, eligiendo las situaciones con
renuncia al control directo.

canal de información acúfenos
vídeos tutoriales de ayuda




clickea



Tratamiento terapia láser
No hay evidencias y  su efecto esta catalogado como placebo. Método caro y de muy dudosa eficacia.
Terapia láser y acúfenos

Grupos terapéuticos
GAM – grupo de ayuda mutua

Guia de consejo y ayuda para las personas con acúfenos


CONSEJO Y OPINIÓN DE OTIN LUCAS

La experiencia acumulada durante  años en el diagnóstico, investigación propia, estudio de los acúfenos, me llevan a plantear que para el tratamiento del tínnitus se opte por opciones más sencillas, las cuales en el tiempo tienen un buen resultado y un pronóstico favorable en el tiempo:

*terapia de silencio, para cualquier acúfeno cuya causa venga sobrevenida por ruido (trauma acústico). No es estar en silencio, si no procurar estar en sitios silenciosos.

*mejora de la alimentación, cada vez más estudios sitúan en una alimentación equilibrada y balanceada, una forma de prevenir el deterioro auditivo, y la perdida de audición. Omega 3, zinc, magnesio, vitaminas antioxidantes A,C,E.

*evitar la toma de determinados medicamentos que tienen ototoxicidad comprobada. Existen presentaciones  y equivalencias médicas de fármacos alternativos en todos los grupos terapéuticos.

*ejercicios de relajación, para ayudarnos a bajar el estrés, angustia, depresión, ansiedad que nos genera tener . Sin un estado psicológico aceptable es bastante difícil lograr la habituación, que significa en el tiempo : oír el acúfeno pero no te resulte molesto ni adverso, no provoque en ti ninguna respuesta.

*mayoritariamente el acúfeno se asociada a pérdida auditiva, aunque esta sea poco significativa, más del 90% de las personas que desarrollan tínnitus su origen esta en hipoacusia de cualquier etología, por tanto cuidar el oído es fundamental para que el síntoma se estabilice y el acúfeno no vaya a más.

*determinados suplementos son efectivos, principalmente la melatonina, una ayuda a dormir sin efectos secundarios respecto a psicofármacos de tipo ansiolítico o hipnóticos.

*huye del ruido, el sonido alto es un radical libre para nuestro oído, genera estrés auditivo, fatiga y con el tiempo pérdida auditiva irreversible, por deterioro prematuro de las células encargadas de la audición. Usa protectores auditivos.

*terapias sonoras en sistema de neuromodulación, diseñadas por el blog, muy eficaces para determinadas personas con acúfenos que respondan a inhibición residual.

*terapias sonoras hiperacusia, a traves de secuencias sonoras de ruido rosa, ruido rosa atenuado, rudio marrón.

tratamiento del tínnitus o acúfenos. conclusiones



El tinnitus neurosensorial  continúa siendo un desafío para el otorrinolaringólogo, a pesar de los avances en neurología y electrofisiología, respecto a su etiología, prevalencia y  posterior tratamiento.
No existe un mecanismo común fisiopatológico para todas las posibles causas, más de 126 documentadas .
El sistema auditivo eferente y su disfunción parecen jugar un rol determinante en la cronificación y localización central del síntoma en un número importante de pacientes.
No hay una terapia única para el tinnitus neurosensorial  sino que dependería de cada patología en particular.
Un mejor conocimiento de la fisiología y fisiopatología de los neurotransmisores de las vías auditiva aferente y eferente sería la clave para el tratamiento del tinnitus neurosensorial.

Para acceder a todos los contenidos del blog sugerimos si su conexión se hace a través de teléfono móvil active al final de la pantalla de su dispositivo ver versión web.



 Otin & Lucas.  artículo nº 169


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada