miércoles, 16 de enero de 2013

Tres Terapias para la Hiperacusia

tratamiento de la hiperacusia tiene un principio básico:

la desensibilización al sonido. Para alcanzar este objetivo se requieren dos medidas.

 La primera es la información y el conocimiento del mecanismo de la hiperacusia. El consejo médico puede eliminar las ideas negativas acerca de su falta de control, evolución y pronóstico, poniendo las bases para su curación. Del mismo modo, eliminará la reacción emocional que provoca a través de una mayor racionalización del problema y sus conductas erróneas.

La segunda medida es la gradual exposición a los sonidos externos de una forma controlada pero progresiva.

El primer paso será evitar el uso de tapones protectores, salvo en momentos muy concretos porque el paciente no pueda realizar una actividad concreta o porque laboralmente se precisen. El uso continuado de los tapones incrementa los niveles de intoleranciaal sonido.

  El segundo paso 
Es la introducción de terapias sonoras progresivas.  Estos elementos combinados constituyen lo que se denomina la Terapia de Reentrenamiento para Tinnitus (TRT) que ha demostrado su eficacia en la hiperacusia

Analizamos en este artículo tres propuestas de diversos autores y estudios, así como las conclusiones del Autor Blog Otín Lucas sobre la aplicación de estas terapias.

La aplicación de terapias sonoras puede realizarse
de tres formas

1


hiperacusias leves y moderadas en función de valores obtenidos en el cuestionario THS, el valor EVA y los umbrales de disconfort.
realizar el test
 Método: Aplicación domiciliaria de un ruido blanco que se administra en forma de CD  durante dos horas seguidas al día de 3 a 6 meses.
El volumen inicial debe ser perfectamente tolerable, para ir incrementándose levemente cada semana de forma progresiva. En algunos casos con hipoacusias en ciertas frecuencias, administrar sonidos de banda ancha o estrecha (1-8 khz, 4-12khz, etc.) o bien sonidos de la naturaleza (ruido del mar, delviento, etc.). Técnicas similares han sido utilizadas por otros autores como Knáster o Domínguez, obteniéndose una reducción en el umbral de disconfort (coeficiente de reclutamiento) del 59% de los casos unilaterales o del 94% en los bilaterales.

Opinión Otin Lucas
El ruido blanco se utiliza para enmascaramiento externo del acúfeno o tínnitus, para el tratamiento de la HIPERACUSIA recomendamos el RUIDO ROSA, ya que presenta unas características acústicas más idóneas: es menos irritante acústicamente al tener menor energía en las frecuencias altas, se asemeja mucho al ruido o sonido natural (rio, lluvia, mar), presenta la misma energia por octava frecuencial, teniendo presente que la coclea contiene el mismo numero de células ciliadas o auditivas por octava frecuencial, las estimula de forma armónica.  Secuencias sonoras diseñadas por el Blog Acúfenos Otin Lucas para el tratamiento de la hiperacusia leve-moderada










2

Hiperacusias severas
 según las medidas de evaluación. 
http://otinylucas.blogspot.com.es/2013/01/test-para-la-hiperacusia.html




– Generadores de ruido blanco. 

Jastreboff aconseja su utilización cuando los niveles de disconfort son inferiores a 80-85 dB. Según este autor, un 30% de pacientes con acúfenos requirieron tratamiento previo para la hiperacusia.

 Método: el generador produce un ruido blanco o de banda ancha (agudos-medios o graves-medios), aunque existen modelos digitales que nos permiten incrementar la intensidad en aquellas frecuencias en las que el paciente presenta hipoacusia
Existen modelos retroaurales o conchales,los intracanaliculares no son recomendables ya que actúan como un tapón.

 Se inicia a un volumen tolerado y se incrementa progresivamente (incluso por encima de la intensidad del acúfeno a pesar de que de esta forma no se produzca la habituación al mismo, ya que el tratamiento dela hiperacusia debe ser previo al del acúfeno). Se deben llevar un mínimo de 8 horas al día.

Opinión Otin Lucas
Proponemos el empleo de RUIDO ROSA ATENUADO frecuencialmente.





3

hiperacusias moderadas que cursan con pérdida auditiva 

– Audífonos. La introducción del sonido en las hiperacusias moderadas que cursan con pérdida auditiva requiere la correcta adaptación de audífonos.puede incrementar la hiperacusia y/o intensificar el acúfeno. Un 41% de nuestros pacientes con hiperacusia mostraban una potenciación de su acúfeno cuando se exponían a ruido intenso.

 La adaptación debe ser lenta y progresiva en función de la tolerancia del paciente. Inicialmente se recomendará su uso en ambientes silenciosos. Posteriormente y para una mejor habituación en entornos ruidosos, reajustaremos la salida máxima sin sobrepasar el umbral de disconfort. Se actuará sobre los efectivos sistemas de compresión de la señal que hoy en día ofrecen las nuevas tecnologías, permitiendo adaptar la ganancia a las diferentes señales de entrada, modificar directamente los parámetros de control de la compresión, y evitar con ello la reducción excesiva dela inteligibilidad. La aplicación de terapias de reentrenamiento auditivo puede mejorar el umbral de disconfort, rango dinámico y la comprensión del lenguaje.

 En algunos pacientes con hiperacusia severa puede ser necesario aplicar inicialmente un tratamiento con generadores de ruido o a través de nuestro programa de hiperacusia (PHA) con el fin de mejorarla tolerancia al sonido y adaptar el audífono posteriormente. Los resultados obtenidos en el tratamiento de la hiperacusia utilizando la TRT son relevantes.

 Gold en una muestra de 130 casos reduce el umbral de disconfort en más de 12 dBHL para las frecuencias de 2, 3 y 4 kHz. 


 A pesar de que la TRT es el tratamiento más extendido en todo el mundo para el abordaje de la hiperacusia, algunas teorías insinúan posibilidades farmacológicas. En las patologías por hiperexcitabilidad coclear se ha propuesto la utilidad del ácido acetil-salicílico, por su efecto ototóxico. Las alteraciones que presentan reclutamiento (enfermedad de Ménière, sordera súbita, hipoacusias fluctuantes, etc.) pueden responder a la corticoterapia vía oral, intravenosa o intratimpánica.

Opinión Otin Lucas
Terapia sonora con sonido natural para el tratamiento de la hiperacusia, descartando el ruido rosa, blanco. 


 terapia sonora de sonido naturaleza

consulta artículos hiperacuisa publicados en el blog (clickea sobre la imagen)













Otin & Lucas.  artículo nº 45.

     DONACIONES  para continuar nuestro trabajo de información y ayuda desinteresada, gratuita. Mantener este espacio libre de publicidad y como página independiente en la red. Gracias.


 El blog tiene la intención de poder ser de  ayuda a todas las personas con acúfenos (tínnitus) que están desorientados respecto a su síntoma, informales de las diferentes posibilidades terapéuticas y mantenerles actualizados con las novedades que vayan surgiendo en el campo del acúfeno. El fin es conseguir que todos las personas que presentan un acúfeno severo o incapacitante alcancen unos niveles de habituación que reduzcan drásticamente la intensidad y la molestia de su síntoma para hacerlo menos perceptible. Esta es la razón de nuestro trabajo y del título del blog LA PUERTA DE LA ESPERANZA. Saludos cordiales. otínylucas


  Fuente:
Fisiopatología y tratamiento de la hiperacusia(hipersensibilidad al sonido)
C. Herráiz1,2, G. Plaza3, J. M. Aparicio1
1Unidad de Otorrinolaringología. Fundación Hospital Alcorcón, Madrid. 2Unidad de Acúfenos. Instituto ORLAntolí-Candela, Madrid.
3Unidad de Otorrinolaringología. Hospital de Fuenlabrada, Madrid.

fotografía es propiedad de FJBC, todos los derechos reservados, cedida para uso exclusivo en este blog.

6 comentarios:

  1. Hola, antes de nada, gracias por mantener este sitio, y gracias por intentar siempre publicar información de calidad, ayuda mucho.
    Tengo una duda que se aplica tanto en la hiperacusia como en el tinnitus:
    ¿dónde/cómo consigo el tratamiento? es decir, mi médico de cabecera no sabe nada de nada de este problema, no es su especialidad así que es lógico que no sepa mucho.
    Mi otorrino tengo la sensación de que tampoco es que sepa mucho de esto, llevo dos meses quejándome de lo mucho que me molesta el ruido, y no me ha recomendado nada, ni le ha dado ninguna importancia. Tampoco para mi acúfeno. Se han centrado en recuperar mi audición, cosa que no hemos conseguido, es más, estoy mucho más sordo que al principio y ya he probado las inyecciones intratimpánicas, con mucho dolor y muy poco éxito (recuperé entre 10 y 20 dB y los he vuelto a perder más otros 10 o 20 aun no lo se)

    Para mi la sordera es lo de menos, porque no me molesta, pero la hiperacusia me produce dolor, desorientación, mareos y en general mucho malestar, y me dispara el volumen del tinnitus. El tinnitus lo llevo lo mejor que puedo cuando está a un volumen "normal" pero cuando se dispara es horrible.
    ¿Estos tratamientos que comentas están disponibles en el sistema de sanidad público?
    De ser así, ¿debo solicitarlo o espero a que me lo sugieran?
    Si sólo están disponibles en centros privados, ¿conoces alguno fiable en Madrid? fiable me refiero a que no te vendan humo, que conozcan estas terapias y las apliquen con rigor.

    No se que hacer, llevo dos meses sin poder trabajar y he tenido tres recaídas, la última me ha dejado muy mal, incluso me ha cambiado el acúfeno y ahora es agudo y muy molesto. Empiezo a desesperarme.

    Muchas gracias por estar ahí y seguir posteando.
    Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A través de mensaje privado en el foro de acufenos.org, tienes mi respuesta, un abrazo amigo
      Otin

      Eliminar
  2. Buenas Otin
    Tengo una duda sobre el tratamiento sonoro y el umbral de discomfort
    Según tu información el volumen del tratamiento no puede superar los 80-85 db. Entonces como es que se busca levantar el umbral hasta 100db?
    Vendría a ser que el oído va recuperándose usándolo en el volumen justo de tolerancia?
    Ej: el umbral de discomfort empieza en 60db, y usandolo progresivamente en ese volumen durante determinado tiempo, el oido llega a levantar el umbral hasta 100db o mas dependiendo del caso

    Gracias por la atención

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un oído humano sano y joven es sensible a frecuencias comprendidas entre los 20 hertzios o ciclos por segundo y los 20.000 hertzios que corresponden a los extremos de tonalidades graves y agudas.
      La mayor sensibilidad del oído humano se encuentra en el rango de frecuencia de 2.000 a 4.000 hertzios.
      La intensidad que es la potencia del ruido se mide en decibelios (db).
      La OMS ha determinado el nivel deseable en 65 dB (decibelios) que sería la intensidad de una conversación en voz alta.
      Por debajo de 80 dB de intensidad el oído humano no presentará alteraciones definitivas, puede generar molestias pasajeras como zumbidos pero sin dejar secuelas definitivas en el oído interno, sin embargo niveles superiores comprendidos entre 85-90 dB como los que se alcanzan con el paso del tren, un taladro neumático, un recital de rock, los altavoces de una discoteca o un mp3 a máximo volumen, traerá como consecuencias lesiones irreversibles las cuales dependerán del tiempo de exposición y de la susceptibilidad personal, pero cuando la intensidad supera los 115 db siempre hay daño aunque sea por exposiciones muy cortas.
      En base a estos datos recomendamos que el tratamiento para la hiperacusia no supere 85 db de intensidad de volumen en las audiciones. Saludos.

      Eliminar
    2. Buenas -otin, gracias por tu información.
      Creo que no deje muy claro, mi duda en cuestión
      Tengo entendido que las terapias de desensibilazión para hiperacusia, se dan un volumen de menos a mas, tratando de llegar a un umbral de comfort de 100db o mas
      por ej:
      - Suponiendo que el umbral de discomfort se encuentra en 65db, se trabaja semana a semana, llegando a ese limite de tolerancia, usando la terapia de 3 a 6 meses.
      Lo que no entiendo es como el oído logra rehabilitarse usando la terapia en ese volumen, llegando a un umbral deseado
      Tendría lógica si se usara gradualmente, llegando la terapia hasta un volumen de 100db o mas (umbral deseado), pero me genera la duda, ya que el tratamiento no puede superar los 80db de intensidad,

      Desde ya, gracias por la atención.

      Eliminar
    3. En efecto las terapias para la hiperacusia tienen por objeto desensibilizarnos del ruido, de volumen de menos a más hasta alcanzar el umbral de confort.
      El limite es el umbral de 85 db sin proteccion auditiva, limite fisiológico del oído humano. Si alcanzamos este umbral de confort sin molestia, se puede escuchar ruidos de 90 db y 100 db sin ningún problema siempre que llevemos proteccion auditiva (tapones, cascos).

      Eliminar